sábado, 23 de junio de 2018

Duchas con mampara

Decididamente, las duchas con mampara son las elegidas por muchas personas que quieren olvidar la tradicional cortina. La idea es disfrutar de una experiencia de ducha completamente agradable e higiénica. Claro, si su estilo es vintage, existe una preciosa gama de cortinas para duchas y bañeras antiguas.
Puede elegir entre diversidad de duchas con mampara, en función de sus gustos, el espacio disponible y el estilo y forma de planta de su baño.

Duchas con mampara, una alternativa joven

Duchas y bañeras muestran una historia de vida larga, que ha evolucionado tremendamente a través de los años. Sin embargo, las duchas con mampara presumen de juventud, pues nacieron en la década de los 70. Además, la comercialización y el hábito de uso de la mampara se extendió con bastante posterioridad a su surgimiento.
Estos accesorios le permiten dar al baño un estilo elegante y moderno. Por ello hacíamos mención al principio que, a una bañera con patas le quedarían muy poco vistosos. Son magníficos para una ducha a ras de suelo y para proteger el espacio delimitado por un plato de ducha, elemento contemporáneo que ofrece excelentes resultados en múltiples situaciones. Puede encontrar duchas con mampara fabricadas, fundamentalmente, en vidrio templado y en acrílico.
Las duchas con mampara de vidrio resultan más diáfanas y transparentes, no requieren de marco para conservar su forma y, además, le ofrecen una distinción especial. Puede combinarlas con estilosas baldas del mismo material.

Ideas para elegir las duchas con mampara perfectas

Deberá instalar duchas con mampara de acrílico en el caso de que disponga de una ducha circular o esquinera, aunque de forma redondeada. Esa es la virtud de este material, su flexibilidad. 

Actualmente se consiguen duchas con mampara de acrílico estupendas, atractivas y durables.
El estilo moderno acepta duchas con mampara de acrílico con perfiles de aluminio o PVC blanco. Combinan también con la tendencia scandi, que muestra muebles de baño de líneas limpias en blanco y en madera natural.

El estilo retro de los años 60 no acepta duchas con mampara, pero el minimalismo, de concepto vanguardista, las adora. Potencia su fineza con duchas de paredes de mármol o gresite en escala de grises de baja intensidad, muebles blancos y suelo y accesorios decorativos gris pizarra. La mampara, minimal y de vidrio, por supuesto.

Vía: Westwing