martes, 3 de julio de 2018

Estanterías escalonadas

A menudo, las estanterías son muebles discretos, que no llaman la atención. Lo cierto es que no solemos darles demasiada importancia. Sin embargo, hay pocas piezas de la casa que cumplan tantas funciones a la vez. Es decorativa y al mismo tiempo sirve para guardar y ordenar todo tipo de objetos, desde libros, hasta fotografías e importantes recuerdos sentimentales. Por lo general, si se decanta por una estantería escalonada, también la podrá utilizar como base para la televisión o el reproductor y los altavoces de música.
ESTANTERÍA ESCALONADA: UN MUEBLE MULTIFUNCIONAL
Como bien dice su nombre, una estantería escalonada es aquella en la que sus baldas o estantes están dispuestos en forma de escalera. Si vive en un loft y quiere separar el salón de la cocina o el dormitorio, una buena solución puede ser colocar una gran estantería escalonada para que haga las veces de pared. Es una buena manera de distribuir el espacio evitando que éste pierda demasiada luminosidad.
Aunque la estantería escalonada también puede ser pequeña y servir, por ejemplo, como mueble auxiliar en su habitación o en un rincón del salón. Hay modelos muy originales que siguen la inclinación propia de las escaleras, con la base en el suelo, a uno o dos palmos del zócalo y la parte superior apoyada en la pared.

LA MODA DE LA MADERA

Los muebles de madera maciza están cada vez más de moda. Su belleza y alta calidad los ha convertido en una de las últimas tendencias en decoración. Una estantería escalonada de roble, cerezo o nogal seguro que le encantará. Y es que uno de los aspectos más apreciados de la madera es que ninguna pieza es igual a otra. Sus líneas y pequeños detalles hacen que cada mueble sea distinto.

Por lo demás, la calidez y conexión directa con el medio ambiente de la madera, hace que una estantería escalonada fabricada con este material quede bien con todo tipo de diseños, desde los más clásicos hasta los más vanguardistas. Además, estamos hablando de un elemento ecológico y renovable, que procede directamente de la naturaleza y cuyo proceso de transformación utiliza mucha menos energía que el de otros materiales. Eso sí, para que sea realmente ecológica, la madera de su estantería escalonada debe proceder de bosques gestionados de una manera sostenible, es decir, sin que se talen más árboles de los que se regeneran.

Vía: Westwing