domingo, 24 de junio de 2018

Escritorios años 50

Algunas series de TV han traído una vez más el encanto innegable de mitad del siglo XX a nuestros días y nos hemos dado cuenta de que lo antiguo a veces gana en estética. Un escritorio años 50 es una pieza atemporal ideal para las almas más clásicas.
ESCRITORIO AÑOS 50 INSPIRACIÓN DANESA
A mitad del siglo pasado el estilo y el diseño de los países escandinavos conquistó el panorama internacional y conquistó a decoradores de todo el mundo por su cálida sencillez. El escritorio años 50 es uno de los mejores representantes de esta época y ha vuelto con fuerza a las tendencias más actuales.
La austeridad de esta corriente se deja ver en las sencillas líneas y ausencia de ornamentación del escritorio años 50. Para las patas se solía preferir materiales metálicos que contrastaran con la naturaleza de la madera. El toque práctico lo aportan sus cómodos cajones colocados debajo del tablero de la mesa.
Un escritorio años 50 es una más que sabia elección para la oficina. Su armonía y naturalidad harán que le sea mucho más fácil concentrarse en lo que es importante: el trabajo y su creatividad.

ALGUNOS ACCESORIOS PARA EL ESCRITORIO AÑOS 50

Ahora lo vintage y lo retro es más moderno que nunca y la oleada hipster ha dejado su paso por las oficinas. Al huir de los espacios modernos más fríos y diáfanos se valoran más los lugares y muebles armónicos como el escritorio años 50. Pero, ¿qué más necesita?

Estantería vintage: ninguna oficina retro está completa sin una estantería de madera llena de clásicos. 
Ideal al lado de un escritorio años 50.

Lámpara de sobremesa retro: el diseño moderno también es una parte esencial del estilo vintage. Hágase con una lámpara de metal que combine a la perfección con su escritorio años 50.

Vía: Westwing