martes, 1 de mayo de 2018

Lavadoras bitérmicas

Seguro que ya no puede imaginarse su día a día sin los electrodomésticos que le ayudan a ahorrar. Es el caso, por ejemplo, de las lavadoras bitérmicas con las que puede lavar su ropa mientras ahorra energía y dinero.

Hay ciertos aparatos que ya están tan integrados en nuestra vida cotidiana, que no sabríamos qué hacer sin ellos. Primero aparecieron las bombillas de bajo consumo y después las lavadoras que lavan sin detergente o los electrodomésticos de clase A. Desde hace algún tiempo asistimos a una nueva revolución en el lavado: se trata de las lavadoras bitérmicas. Siga leyendo y descubra cómo funcionan.

Un sistema particular

Tanto las lavadoras como los lavavajillas bitérmicos fueron diseñados para aprovechar al máximo la eficiencia energética, reduciendo así el gasto de recursos y ofreciendo una limpieza mucho más rápida.

Este tipo de lavadoras bitérmicas disponen de dos entradas de agua: una para la fría y otra para la caliente. En los lavados en los que necesite utilizar agua caliente, la lavadora utiliza la caldera de gas natural para calentarla. Esto es así porque el gas natural es más económico que la electricidad y porque además, el tiempo de lavado es inferior que en el caso de una lavadora normal.

Con este electrodoméstico también podremos ajustar la temperatura a través de un termostato. Así se puede controlar mejor el calentamiento del agua y el uso de la energía en cada lavado.

Además de todas estas ventajas, este tipo de lavadoras son muy útiles en las viviendas que funcionan con placas solares, ya que se puede aprovechar la energía solar para calentar el agua. En estos casos, el ahorro será mucho mayor.

Las funcionalidades de estas lavadoras son iguales que las de las lavadoras normales, aunque a diferencia de éstas últimas, las bitérmicas necesitan dos tomas diferentes de agua, como hemos comentado antes (una para el agua caliente y otra para el agua fría). En el caso de que sólo tenga una toma, el funcionamiento de la lavadora se limitará exclusivamente al agua fría.

Se debe conectar la entrada de agua caliente de la lavadora bitérmica a la red de suministro del calentador instantáneo o de la caldera mixta de gas natural. Para que esta instalación pueda hacerse efectiva, en el Código Técnico de la Edificación deben venir integradas las salidas para la conexión tanto de la red de agua caliente como de la fría.

LO QUE DEBE SABER...

Ventajas: ahorran energía, son más rápidas y se puede controlar la temperatura del agua.
Desventajas: necesitan una salida para agua caliente y otra para fría.

Vía: Hogar Mapfre