jueves, 31 de mayo de 2018

Las dimensiones mínimas de un baño

Las dimensiones mínimas de un baño vienen dadas en función de que se trate del baño principal o del aseo, los cuales albergarán en su interior los siguientes aparatos sanitarios como mínimo. El baño principal debe tener una dotación mínima compuesta de cuatro piezas sanitarias, las cuales son el inodoro, el bidé, lavabo y por último, una bañera o una ducha.
El aseo es obligatorio si se dispone de tres o más habitaciones, el cual suele ser de dimensiones más reducidas que el baño principal, y tiene que albergar en su interior una dotación mínima compuesta de tres piezas sanitarias, las cuales son el inodoro, el lavabo y la ducha, y siempre con las mismas características y calidad en las piezas sanitarias que en el baño principal.
En muchas comunidades, como por ejemplo en Andalucía no hay medidas mínimas de habitabilidad para el baño, por lo que suelen marcarlo los PGOU, y normalmente establecen que el baño no tendrá una superficie menor de 3,00 m2, siendo necesario al menos uno en la vivienda de dicha superficie, que por cierto con 3,00 m2 resulta un baño muy pequeño. La altura libre desde el nivel del suelo terminado al falso techo no debe de ser menor de 2,20 m.
1. Cómo dimensionar correctamente un baño
A la hora de diseñar un espacio, se debe de tener siempre en consideración la función que se va a desarrollar en él, y por ello se debe prever el tipo de mobiliario que se utilizará. Esto es mucho más importante cuando se diseña un baño, dado que todos los aparatos sanitarios que se colocan en él son fijos y su función es siempre la misma.
Diseñar un baño es un trabajo que se ha ido mejorando con los años, y esto es debido a tres factores, por un lado los arquitectos tienen más opciones de diseño, por otro lado los propietarios son más exigentes, y por último los fabricantes de inodoros, duchas, bidés, bañeras y lavabos, dan cada día más soluciones, lo que posibilita diseñar baños con todo tipo de geometrías y tamaños. La variedad de aparatos sanitarios es enorme, pero existe una serie de reglas y medidas mínimas de los mismos que debe conocer. Cada aparato sanitario requiere unas necesidades de espacio, y es por ello muy útil que vea la normativa sobre evacuación de baños del Código Técnico de la Edificación (CTE), ya que la forma de desaguar de cada aparato le afecta totalmente a la hora de elegir la posición de cada elemento, según el CTE-HS-5.
Un aspecto vital es garantizar la seguridad en el baño, y se puede resumir en 7 puntos.
La ducha debe ser antideslizante.
Instale asideros con ventosas en la ducha.
Coloque grifería termostática para evitar quemaduras con el agua caliente
Cuide la situación de los enchufes.
Elimine las alfombrillas de tela, a no ser que estas tengan una superficie inferior antideslizante.
Preste atención a la iluminación.
Ancle a la pared elementos como estanterías, para evitar que se le caigan encima.
2. Inodoro
El inodoro es la pieza principal de un baño. Hay que ubicarlo cerca de una bajante.
Necesita un espacio mínimo libre de 70 x 120 cm en planta, y la separación lateral de este aparato con otra pieza del baño debe ser al menos de 15 cm, y de 20 cm hacia las paredes, si le es posible deje un ancho total de 80 x 120 cm para mayor comodidad, y en la solución más óptima puedes dejar hasta 90 x 120 cm.

Cuando no hay suficiente fondo en su baño para ubicar un inodoro estándar, opte por colocar un modelo compacto o un inodoro con la cisterna empotrada dentro del tabique, de esta forma ahorrará mucho espacio en su baño. En el supuesto de ubicar el inodoro suspendido para facilitar la limpieza del suelo, debe de tener en cuenta que debe quedar instalado a 45 cm sobre el suelo, a parte la tapa.

3. La ducha
La ducha tiene mayor libertad de ejecución y por ello está desplazando actualmente a las bañeras, porque un plato de ducha puede hacerse de obra, con la dimensión, geometría y acabado que desee. No hay límite de dimensión cuando se trata de una ducha. Aunque hay que tener en cuenta que una ducha no debe tener nunca menos de 60 x 60 cm en planta, esta es una dimensión mínima, pero para tener una ducha cómoda no debe ser inferior a 70 x 70 cm en planta.
La entrada a la misma también tiene sus dimensiones mínimas, por ello en lo posible hay que tener un paso libre de 60 cm, y en el supuesto de ubicar un fijo en lugar de una mampara, puede reducir el paso hasta los 50 cm, pero nunca menos de esta dimensión.
4. El bidé
Actualmente el bidé es una pieza que cada vez se ve menos en los baños modernos, muchas personas lo eliminan por completo y otras lo sustituyen por soluciones más versátiles como los inodoros inteligentes, los cuales tienen entre otras funciones una de lavado con agua y otra de secado, lo cual garantiza la máxima higiene y bienestar, o las teleduchas con función bidé. Aún a pesar de la gran diferencia de protagonismo entre un bidé y un inodoro, ambos tienen unas necesidades de espacio muy parecidas, y que hemos visto en el punto 2.
5. La bañera
Una bañera cuando hay espacio en su baño le permitirá tomar un relajante baño. La bañera tiene un tamaño fijo según su forma de uso, normalmente tiene 70 cm de ancho y 42 cm de altura desde el nivel del suelo terminado, y su longitud va desde los 100 cm hasta los 200 cm.
Este es el caso de las bañeras digamos estándar, ya que puede encontrar bañeras mucho más grandes, con modelos en los cuales caben varias personas al mismo tiempo y modelos tipo jacuzzi, de tal forma que según como desee utilizar la bañera debe escoger un tamaño u otro. La altura o envergadura física de la persona que va a hacer uso de la misma también es básica para elegir con acierto.
6. El lavabo
Un lavabo puede tener todo tipo de geometrías y tamaños, y hay solución para cualquier necesidad que se le dé en un baño. Sin contar los lavabos más especiales como son los modelos mini de tan solo 20 cm de fondo, uno estándar tiene unos 45 cm de fondo por 60 cm de ancho. Y en el supuesto de dos lavabos sobre una misma encimera o mueble, tiene del orden al menos de 120 cm de ancho.
El espacio en planta que ocupa el lavabo es importante, pero casi lo es más la altura a la que se debe colocar. Si el lavabo está muy alto o muy bajo, resultará muy incómodo a la hora de utilizarlo, lo habitual es colocar el lavabo a 85 cm sobre el nivel del suelo terminado, tanto sea encastrado o sobre encimera la parte más alta del mismo debe de estar a esa altura. Si la persona tiene una altura mayor de los 200 cm, tendrá que colocarlo a otra altura.
Siempre van con un espejo de pared, y lo cierto es que cada uno coloca el espejo a la altura que más le gusta. Si no sabe qué hacer con los espejos del baño siempre puede recurrir a situarlo a 35 cm de la encimera el arranque del mismo y su coronación a los 200 cm desde el nivel del suelo terminado.

Vía: homify