jueves, 18 de junio de 2015

Empapele sus paredes con las obras de Ekaterina Panikanova.

Si les gusta la obra de Ekaterina Panikanova, ahora pueden forrar con ella las paredes de su casa, estudio o lo que les apetezca. Las gracias hay que dárselas a la firma holandesa NLXL, que ha convertido una obra de la artista rusa en una colección de papeles de pared.
La colección se llama Biblioteca siguiendo el universo de la creadora, que se caracteriza por sus pinturas de gran formato sobre composiciones de libros y otros documentos antiguos. En las dos siguientes imágenes pueden contemplar la obra original y un detalle de la misma.
No ha sido fácil, reconoce la firma, conocida a su vez por sus originales papeles de pared. “La obra de Ekaterina Panikanova es abrumadora, pero después de un largo proceso, consiguieron que el producto final tuviese el mismo impacto que el original”, nos cuentan desde la galería Roomservice Design Gallery de Barcelona, el lugar donde se pueden adquirir los murales.
El original está basado en una alineación de libros viejos creando un dibujo más oscuro en el centro. “Me gusta trabajar en los libros viejos. La forma en que su uso, lo que se subraya, las notas y los garabatos dicen sobre la personalidad de las personas que los han leído. Cada libro tiene una historia, la historia de su lector”, ha dicho la artista.
“La colección es una investigación que habla de la memoria privada, que consiste en asociaciones libres. Es un proyecto que trae mi trabajo dentro del hogar, en la familia donde todo comenzó”, añade sobre la obra en concreto.
NLXL, fundada en 2010 por Rick y Esther Vintage y cuya primera colección –Scrapwood, en colaboración con Piet Hein Eek– está expuesta de manera permanente en el Museo Nacional de Diseño Cooper-Hewitt (Nueva York), ha traducido la obra de Panikanova -de tres dimensiones– en un diseño de papel tapiz.
Bueno, en realidad siete diseños, pues la colección está compuesta por 5 murales y 2 modelos complementarios. A diferencia de las otras colecciones de NLXL, que se caracterizaban por su libertad a la hora de componer, la colección Biblioteca tiene una composición predeterminada. De todos modos, aunque los murales tienen unas medidas concretas, se puede cubrir más superficie ampliando los laterales con más piezas de papel (que sólo contienen libros).
“Son diferentes a lo que estábamos acostumbrados pero queda espectacular”, dicen desde la Roomservice Design Gallery, donde se puede ver uno de ellos. Nos lo creemos.

Para más información visiten: Ekaterina PanikanovaNLXLRoom Service DesignPiet Hein Eek 
Vía: diarioDESIGN