martes, 31 de mayo de 2016

Cómo elegir la mejor mampara de baño para no equivocarse


Descubra cuáles son los factores que hay que tener en cuenta a la hora de elegir la mejor mampara de baño y cómo sus propias necesidades influyen en esta decisión. Tome nota y no se equivocará cuando vaya a comprar su nueva mampara, ya tenga ducha o bañera.

Si es de los que todavía usan cortinas de baño para evitar las salpicaduras de agua cuando se ducha cada mañana, ha llegado el momento de dar un paso más allá. Las cortinas de baño pueden ser muy decorativas y originales, pero no le ofrecen la misma eficacia que las mamparas de vidrio. No se lo piense más y hágase con una. Hoy le ofrecemos todas las claves para que pueda elegir la mejor mampara de baño.

Puede ser porque existe en el mercado una gran variedad de modelos, sistemas de apertura, tipos de vidrio, etc. El caso es que elegir una mampara de baño, algo que parece una tarea fácil, puede complicarse un poco más de lo que pensábamos al principio. Con estas recomendaciones lo hará en un periquete.

¿En qué hay que pensar para elegir la mejor mampara de baño?

Son muchos los factores que hay que tener en cuenta si queremos elegir la mejor mampara de baño para nosotros. Esto es, la que mejor se adapta a nuestras necesidades, al espacio disponible que tenemos en el cuarto de baño, a nuestro presupuesto, etc.
Para empezar, la elección se centra en si la mampara es para una bañera o para un plato de ducha. En el primer caso puede elegir un cerramiento integral de la bañera o instalar un biombo, que puede ser fijo o móvil en función del espacio disponible para acceder al interior.
Si la mampara es para una ducha, hay muchos aspectos a tener en cuenta. Para empezar, la elección de la mampara dependerá de la forma que tenga el plato de ducha. Los angulares y cuadrados han de llevar mamparas con la misma forma.

Mamparas para platos grandes y rectangulares
En el caso de los platos rectangulares tienes más posibilidades, ya que puede poner una mampara rectangular, un frontal con un panel fijo lateral o un panel fijo de ducha con un espacio abierto. Esta solución es sencilla y queda genial cuando el plato de ducha es lo suficientemente grande.

La ubicación que tenga el plato de ducha en el cuarto de baño también influye en la elección de la mampara. No es lo mismo un plato de ducha que se encuentra entre tres muros y que ha de llevar una mampara frontal, que otro que va entre dos muros, con lo que hay que poner una mampara rectangular o un frontal con un panel fijo en un lateral.

El espacio disponible
No hay ningún otro espacio de la casa donde nos demos más cuenta de lo valioso que es el espacio como en el cuarto de baño. Allí unos cuantos centímetros cuadrados se convierten en algo muy valioso, en un tesoro que es necesario proteger y rentabilizar al máximo.

Por eso a la hora de elegir la mejor mampara de baño es fundamental pensar en el espacio del que dispone. Si no le sobra, precisamente, ni un centímetro lo mejor es optar por mamparas con apertura angular (son aquellas en las que se accede al interior por la esquina en la que se unen las puertas de la mampara), corredera o plegable con apertura hacia el interior. También son adecuadas las que llevan un panel fijo y dejan un espacio libre para acceder al interior de la ducha.

Si no tiene problemas de espacio en el cuarto de baño puede elegir mamparas de apertura pivotante o abatible de las que se abren hacia fuera.

¿Para quién es la mampara de baño?
Una de las cosas que hay que tener en cuenta para elegir la mejor mampara de baño es pensar en las personas que van a utilizar la ducha, ya que eso influirá en el modelo y tipo de apertura. Por ejemplo si el cuarto de baño es para que lo usen niños pequeños tendremos que optar por una mampara de vidrio lo bastante grueso como para soportar posible golpes. Cuanto más grosor tenga el cristal más resistente y seguro será. Existen cristales de diferentes grosores, desde 4 a 10 mm, más o menos.

Si la mampara va a ser usada frecuentemente por personas de movilidad reducida tendremos que asegurarnos de que el acceso al interior es fácil. La apertura abatible hacia fuera, si no tiene problemas de espacio en el cuarto de baño, es la más cómoda y la que proporciona un mejor acceso a la ducha.

Por otra parte, existen otros factores que influyen en la facilidad de apertura de la mampara como, por ejemplo, que lleve rodamientos dobles que proporcionan una apertura más suave.

Si tiene en cuenta todos estos factores no le resultará tan difícil elegir la mejor mampara de baño y acertará seguro.