miércoles, 27 de junio de 2018

Escritorios estrechos

Sabemos lo frustrante que puede llegar a ser decorar espacios pequeños en casa. Los muebles no suelen encajarnos porque sus medidas son demasiado grandes y nos cuesta mucho encontrar el mueble idóneo. En el caso de las zonas de trabajo, tendemos a buscar mesas amplias, pero si el espacio es pequeño podemos tener un problema. Por ello, puede decantarse por un escritorio estrecho cuando el espacio escasea.
Con un escritorio estrecho no volverá a sufrir quebraderos de cabeza porque encajará a la perfección en casi cualquier espacio. Le damos algunas ideas para que elija el escritorio estrecho adecuado para cada estilo de decoración. 

ESCRITORIOS ESTRECHOS: FORMAS DE APROVECHAR EL ESPACIO

Podrá colocar un escritorio estrecho en cualquier rincón donde no quepa uno grande, pero no queremos que prescinda del orden y la organización, ya que sabemos lo importante que es en nuestra zona de trabajo para rendir bien y sentirnos a gusto. Por ello, le proponemos varios elementos decorativos que harán su vida más fácil:

Elija un escritorio estrecho con patas a los lados y el interior despejado para que pueda guardar la silla bajo la superficie mesa cuando no esté utilizándola.
No coloque una lámpara en la mesa, sino una colgada en la pared. Así eliminará elementos de su escritorio estrecho.
Añada baldas en varias alturas para dejar todo lo que habitualmente dejaría sobre la mesa: botes de bolígrafos, folios e, incluso, la impresora.

CÓMO DECORAR UN ESPACIO CON UN ESCRITORIO ESTRECHO

Dado que la cuestión es cómo decorar un espacio de tamaño reducido, además de un escritorio estrecho le recomendamos elegir un número de complementos y accesorios decorativos limitado. Recuerde que un espacio de trabajo debe ser relajante y no agobiante. Saturarlo de objetos conseguirá el efecto contrario al que buscamos.
Por otro lado, es vital que los colores sean claros para que den un toque de luminosidad a la habitación. Si le gustan los colores llamativos, puede pintar una de las paredes de ese color, como el verde, el naranja o el rosa, y pintar el resto de color blanco para suavizar el efecto.
No escatime en luz. Su espacio de trabajo tiene que estar bien iluminado para que no se le canse la vista y se sienta cómodo. Si tiene la suerte de disponer de mucha luz natural, coloque su escritorio estrecho delante de la ventana para aprovecharla al máximo.
Estos son solo algunos de los consejos que le ofrecemos para que elija el escritorio estrecho que mejor se adapte a su zona de trabajo. 

Vía: Westwing