jueves, 4 de febrero de 2016

Ventajas e inconvenientes de las casas prefabricadas


La crisis económica que nos ha acompañado durante los últimos años, y que se resiste a abandonarnos, ha provocado que el sector de las casas prefabricadas se expanda. De hecho, cada vez es más la gente que se plantea vivir en una vivienda de este tipo, algo impensable una década atrás, cuando la gran mayoría creía que se trataba de construcciones de baja calidad y un diseño bastante mejorable. Queremos dejar caro que cuando hablamos de casas prefabricadas nos referimos a las viviendas construidas a partir de secciones estandarizadas que han sido fabricadas fuera del lugar en el que se encuentra la construcción.

Aunque se pueden encontrar de diferentes tipos y materiales, lo cierto es que en España, que en este sentido todavía está muy detrás de países como Alemania, Canadá o Estados Unidos, se suelen usar el acero y el hormigón. Lógicamente, como todo en esta vida, este sistema tiene sus ventajas y desventajas, de las que tendrá que informarse antes de tomar una decisión. Así, si está pensando en comprar una casa prefabricada, le recomendamos que no se pierda nada de lo que le contamos a continuación.

Ventajas

Sin lugar a dudas, la principal ventaja de las casas prefabricadas es que son más baratas que las viviendas convencionales. Además, hay que tener en cuenta que permiten un control de gastos bastante preciso, es decir, podrá conocer el precio total con antelación. Pero no crea que el ahorro solo será de dinero, sino también de tiempo, ya que al estar las piezas construidas, solo hay que montarlas y ensamblarlas. Eso sí, los trabajos de cimentación, suministros y urbanización deben hacerse igualmente.

Por supuesto, si hablamos de ventajas no podemos dejar de lado el medioambiente. Y es que, según la gran mayoría de expertos, estas casas son mucho más ecológicas que las convencionales, ya que se optimiza el uso de materiales y energía, se minimizan los residuos y se utilizan materiales reciclables que, por cierto, son cada vez más variados y de mejor calidad. De hecho, al estar sometidos a controles de calidad, como cualquier otro producto, podemos estar seguros de que los paneles cumplen con las condiciones óptimas. También hay que tener en cuenta que, al menos de momento, las casas prefabricadas requieren menos trámites. Además, no hay que olvidar que hoy en día este tipo de construcciones permiten un montón de terminaciones tanto en el exterior como en el interior. De hecho, actualmente resulta complicado diferenciar una casa convencional de una tradicional.

Desventajas

Aunque, como ha visto, las ventajas de las casas prefabricadas son numerosas, también tienen sus inconvenientes que, por supuesto, es necesario conocer. Así, lo primero que debe tener en cuenta es que si se quiere un diseño más elaborado el precio no será demasiado económico. De hecho, puede resultar igual o más caro que una vivienda convencional, aunque se espera que en un futuro esto cambie. Por supuesto, también hay que tener en consideración que algunos fenómenos meteorológicos extremos pueden causarles daños. Además, el mantenimiento de este tipo de casas suele ser más caro, ya que hay que pintarlas a menudo o aplicarles tratamientos de resistencia, entre otras cosas.

Como le hemos comentado antes, para las casas prefabricadas suelen requerir menos trámites, pero esto se debe en gran parte a que la legislación de este tipo de viviendas en España es prácticamente inexistente, ya que hasta hace poco eran consideradas casas móviles (todavía lo son en muchos sitios). Así, depende del criterio del ayuntamiento en cuestión. Por otro lado, resulta complicado encontrar bancos que den créditos para casas prefabricadas.

Vía: Decorablog