viernes, 17 de octubre de 2014

RM506: Jaime Hayon emula a Arne Jacobsen en el icónico Radisson Blu Royal Hotel.

Un danés, un español, una marca de prestigio en mobiliario y uno de los hoteles más míticos del mundo: ésta es la combinación exitosa que se ha creado con motivo del 50º aniversario del diseño de la silla Drop, diseñada por Arne Jacobsen para el SAS Royal Hotel de Copenhague, actual Radisson Blu Royal Hotel. Fritz Hansen ha querido celebrar la efeméride ofreciendo a Jaime Hayon la creación del interiorismo de otra habitación mítica del hotel, para mostrar cómo estos dos diseñadores comparten la pasión por el trabajo hecho a mano, materiales y estética a pesar de los 50 años que los separan.
Hayon ha sido el encargado de crear un diseño total para la habitación 506 del hotel, que encajase con el diseño original de Jacobsen que se encuentra preservado en la 606, además de celebrar el “despertar” de la silla Drop, diseñada por el danés en exclusiva para el hotel y que nunca ha sido comercializada.
“Escogimos a Hayon por sus similitudes con Arne Jacobsen“, explica el CEO de Fritz Hansen Jacob Holm. “Ambos son conocidos por ser artistas muy talentosos capaces de destacar en muy diferentes disciplinas, creando diseños a todas las escalas. A pesar de que Jacobsen era un creador de líneas más rigurosas, comparado con las expresiones juguetonas de Hayon, comparten una pasión por las formas orgánicas, los materiales exclusivos, el trabajo artesano y una clara expresión estética. Esos son los valores que se hacen obvios en la Habitación 506″.
Partiendo de un enorme respeto al diseño original de 1958, la afinidad entre la habitación 506 de Hayon y la 606 de Jacobsen es inconfundible. Hayon se ha inspirado en la paleta de color escogida para el hotel, aportando a los colores sutiles “pequeños puntos brillantes bien colocados”. Y como el maestro danés, el diseñador nacido en Madrid ha realizado el diseño de la totalidad del espacio, desde el mobiliario, las piezas de arte, iluminación, hasta la ropa de cama.
Entre las piezas escogidas por Hayon se encuentran su sofá Favn y sillón Ro de Fritz Hansen, las lámparas creadas para la nueva marca Parachilna, y por supuesto la silla Drop de Jacobsen que ha vivido en letargo estos 50 años para salir a la luz en el catálogo de la marca.
Drop, la “bella durmiente” de Fritz Hansen, fue creada para el SAS Royal Hotel y estaba presente en el Cocktail Bar y en todas las habitaciones. Producida al tiempo que las famosísimas Swan y Egg Chairs, ésta en cambio fue diseñada en exclusiva para el hotel y nunca llevada a producción. Jaime Hayon le ha aportado un nuevo tapizado sofisticado que le hace encajar a la perfección en la habitación 506, a la que aporta un toque nórdico.
La habitación es “un espacio luminoso que aporta alegría y confort genuinos, consiguiendo el objetivo de lograr lo máximo a partir de las necesidades mínimas. Es una experiencia tremendamente enriquecedora, que deja una huella diferente, danesa, a unos diseños venidos del Mediterráneo“, en palabras de Jaime Hayon.

Para más información visiten: Fritz HansenHayon Studio
Vía: diarioDESIGN