jueves, 21 de junio de 2018

Obras en casa sin licencia de obras: Excepciones y consecuencias

Como ya sabe, a la hora de ponerse manos a la obra (nunca mejor dicho) con una reforma, ya sea para su casa, para un local comercial o para una comunidad de vecinos, necesita contar con la correspondiente licencia de obras. Siempre hay valientes que se atreven a realizar obras en casa sin licencia o que directamente desconocen que su obligación es pedir la licencia de obras. Para todos ellos vamos a analizar en qué consisten estas licencias, qué obras están exentas de este permiso y qué puede ocurrir en caso de que nos pillen haciendo obras en casa sin licencia.
¿Qué es y para qué sirve la licencia de obras?
Una licencia de obras es el permiso que le concede el ayuntamiento para que pueda efectuar las reformas y mejoras que planea hacer en su casa o local. No se trata de un único permiso, sino que depende del tipo de obras que quiera realizar se le concederá un permiso de obra mayor o menor.
Al final, lo que los ayuntamientos quieren es comprobar que las obras que va a realizar entran dentro de lo establecido en los planes de urbanismo, por eso le pedirán una memoria descriptiva de su proyecto para poder tramitar su licencia de obras. Al depender de los ayuntamientos, el precio y requisitos varían en función de la localidad.

Lo que puede pasar si hace obras en casa sin licencia

Es posible incluso que inicie las obras sin contar con la licencia correspondiente; en ese caso debe tener en cuenta que acabará teniendo problemas. Para empezar, sin la correspondiente licencia, corre el riesgo de que sus obras acaben afectando a terceros (un cascote que cae a la calle, unos daños a la propiedad colindante…) y si no tiene licencia deberá correr con los gastos derivados de las consecuencias.
Por otra parte, lo que acaba sucediendo es que algún vecino le denuncia o el propio ayuntamiento actúa de oficio, avisándole de que tiene que pagar la licencia de obras. Si pasado el plazo que le conceden no ha regularizado sus obras procederán a abrirle un expediente sancionador y comenzarán a llegarle multas de 1.000, 2.000 y 3.000 € sucesivamente. Además, es posible que se le obligue a restituir el edificio a su estado inicial y a correr con los gastos de esta obra.

Cuándo SÍ se pueden hacer obras en casa sin licencia

Pese a todo, sí que existen algunas actuaciones que se pueden realizar sin necesidad de pedir la licencia de obras. Se trata sobre todo de pequeñas reformas; dependiendo del ayuntamiento de turno habrá más o menos reformas que se puedan incluir en la lista, lo mejor es acudir al ayuntamiento o a un profesional a preguntar directamente. Con carácter general, no necesita pedir licencia de obras para:

Sustitución de solados
Sustitución de alicatados
Pintura interior
Quitar gotelé y alisar paredes con yeso
Sustitución de la red eléctrica
Sustitución de la conducción de agua
Lijado del parquet