viernes, 15 de junio de 2018

Madera de Oregón

El producto que se pretende obtener al plantar pino de Oregón es lógicamente la madera. Esta puede calificarse como de excelente calidad, y de hecho se importa de Norteamérica bajo esa misma denominación (pino de Oregón). Es conveniente que se comprenda claramente que las plantaciones de Pseudotsuga menziesii que se realizan en el norte de la península o en otros países de Europa pueden producir una madera de calidad igual o superior a la importada.

El pino de Oregón tiene duramen rojizo y albura clara. En ejemplares de edad avanzada el duramen ocupa la mayor parte de la sección. Los anillos de crecimiento son muy visibles, y con una adecuada selvicultura son muy homogéneos. La densidad es aproximadamente de 0,55 tm/m3, superior a la mayoría de las coníferas de interés comercial. Los porcentajes de corteza son relativamente reducidos. La madera tiene excelentes cualidades tecnológicas, incluso cuando el árbol ha crecido muy rápidamente.

Un defecto importante es la presencia de nudos, que ocupan casi toda la sección cuando no se realiza poda. Los nudos suelen ser vivos y por lo tanto sanos, en general de pequeño diámetro en comparación con los pinos insigne o del país. La poda es operación imprescindible para posibilitar el desarrollo de esta madera.

La madera tiene excelentes características de durabilidad, al resistir a ataques de hongos e insectos, especialmente el duramen. Supera en este sentido tanto al pino silvestre como al pino del país (Pinus pinaster).

El secado al aire se realiza con facilidad, sin que se produzcan fendas o deformaciones. La transformación de la madera de pino de Oregón se realiza fundamentalmente por aserrado y desenrollo, en aquellas regiones de Europa donde el nivel de corta es importante. La madera aserrada se destina a las industrias de carpintería y de ebanistería para las que tiene unas excelentes aptitudes. El desenrollo del pino de Oregón procedente de las repoblaciones francesas se realiza sin dificultad, habiéndose puesto a punto las técnicas de encolado precisas para producir tablero contrachapado. La chapa obtenida tiene un aspecto estético adecuado, si bien este mejora cuando se usa madera procedente de Norteamérica y con anillos de crecimiento más próximo.

La madera procedente de claras puede emplearse en la fabricación de postes, posible con esta especie por su rectitud y facilidad de tratamiento de impregnación o en la industria de tableros tan bien representada en el noroeste de España, e incluso en la industria del aserrado en el caso de las últimas claras.

Los usos comerciales en Estados Unidos son: chapa, desenrollo, parquet y tarimas, carpintería, contrachapado, revestimientos, revestimiento decorativo, construcción de viviendas, construcción pesada, postes, coches de ferrocarril, contrachapado estructural, encofrado, cajerio y embalaje

Poco puede decirse en referencia a los precios que puede alcanzar esta madera. Si bien son evidentes su excelentes aptitudes tecnológicas, no existe por el momento un mercado de madera en España debido al bajo nivel de cortas. En países europeos con importante producción de madera de pino de Oregón, esta supera en precio a abetos, picea y pinos, y por tanto a la totalidad de las coníferas de importancia comercial.

Vía: agroBYTE