viernes, 22 de junio de 2018

Duchas italianas

La ducha italiana viene del estilo romano. Estas duchas son muy parecidas a las primeras que aparecieron hace cientos de siglos. Se han sabido adaptar a los cambios y actualmente es una de las tendencias más sofisticadas para decorar nuestros baños.
La italiana es una ducha que acepta muchas opciones de decoración y que además no limita ningún tipo de espacio: se adapta a todos.

Características de la ducha italiana

La ducha italiana se caracteriza porque se integra perfectamente en la habitación en la que la coloquemos. Y decimos habitación, porque en las casas más modernas y estilosas, a veces, la ducha italiana, hace de división entre dormitorio y baño. Otras veces, convierte el aseo en una bañera gigante.
La característica principal de la ducha italiana es que está a ras de suelo, es decir, ninguna superficie ni tarima la diferencia del resto del suelo de la habitación. Eso sí, el sistema de desagüe de la ducha tiene que estar en perfectas condiciones para evitar que se nos moje toda la habitación. Aunque esté a ras de suelo y nada la delimite, podemos marcar el espacio de la ducha con su propio suelo, intentando hacer contraste con el resto del suelo.

Decore con una ducha italiana

La ducha italiana no se ve limitada por el espacio que tengamos, ya que se puede delimitar fácilmente mediante una mampara, que en todo caso debe ser de vidrio transparente para no perder un ápice de elegancia. Una opción muy sofisticada es recubrir la pared que va a formar parte de la ducha italiana, con piedras pequeñas, para darle un toque muy natural y salvaje. Si lo combinamos con un grifo en acero, tenemos el estilo perfecto, pero hay más opciones:

Azulejos decorativos: recubra las paredes de la parte que va a hacer de ducha italiana con azulejos decorativos de cuadrados. Tendrá un espacio perfecto bien delimitado que además tiene función decorativa.
Tarima de madera: en baños más rústicos, ponga una tarima de madera bajo la ducha italiana. El toque distintivo que necesita.

Vía: Westwing