domingo, 3 de junio de 2018

cómodas industriales

El estilo industrial se inspira en las antiguas fábricas de Nueva York de los 50. Los artistas sin presupuesto para alquiler empezaron a ocupar viejas naves industriales y a convertirlas en su lugar de residencia. Su espíritu ha llegado a nuestros días cargado de vanguardia y buen gusto.
Una cómoda industrial es el complemento perfecto para los amantes de este estilo.


La cómoda industrial que protagonizará su habitación
Siempre hay una pieza en el dormitorio que destaca sobre las demás. Bien sea por su tamaño, su color o porque el diseño acapara la atención. Puede ser el caso de una cómoda industrial. Una pieza de este tipo es vital para conseguir el espíritu de la decoración que estamos buscando. Los muebles industriales, ya sean mesas, sillas o armarios, tienen como materiales principales la madera y el metal. Por lo que una cómoda industrial debe cumplir ambas premisas. Lo siguiente será el aspecto tosco y desgastado propio de las fábricas y del reciclaje que hacían los artistas con las piezas que se iban encontrando. Una auténtica cómoda industrial tendrá apariencia desgastada e inscripciones en la madera vista. También podemos encontrarla con grandes ruedas metálicas o incluso con tiradores propios de un archivador de oficina que recordarán el carácter reciclado de esta decoración.

Cómo decorar con una cómoda industrial

Una cómoda tiene que ser práctica y encajar con la decoración de la habitación. Especialmente si hablamos de una cómoda industrial. Al tratarse de un interiorismo tan definido tendremos que elegir bien las piezas que lo componen para conseguir 100% el look. Nuestra cómoda industrial puede estar en crudo o tener algunos colores. En este último caso, los colores serán apagados y en tonos azulados, grises y rojizos. Una cómoda industrial con cajones de colores y aspecto desgastado, será también válida para una decoración vintage. Una vez colocada la cómoda industrial, intentaremos acompañarla como es debido para completar el ambiente. Elegiremos siempre el metal ante cualquier otro material. Sobre el mueble, un espejo apoyado en la parte superior y un flexo envejecido nos darán un punto de luz. Con estos y algunos trucos más, su cómoda industrial creará un rincón único:

Haga contraste con colores vivos como el amarillo. Resaltará sobre la naturaleza oscura de este tipo de muebles.
Restaure una vieja cómoda para convertirla en industrial. Solo tendrá que lijarla para dejar la madera vista y añadir adornos metálicos e inscripciones con spray negro. ¡Fácil y divertido!

Vía: Westwing