lunes, 7 de mayo de 2018

Pujol por JSa

Quisieron preservar la esencia de la casa como un típico ejemplo de vivienda del barrio de Polanco, con un techo de cuatro aguas y un jardín que lo rodea y lo protege de la calle. De esa manera, potencializando mano de obra local, materiales y procesos.
Pujol, siendo uno de los restaurantes más importantes de México, dirigido por el chef Enrique Olvera, representó un gran desafío. Querían comunicar una evolución del lugar en vez de una simple reubicación. No pretendían negar al Pujol anterior, sino tomar una serie de conceptos que lo caracterizaban, traducirlos al nuevo, desarrollarlos y de esta forma ofrecer una experiencia más rica para el cliente.
El concepto rector fue articular una serie de espacios en un recorrido a través de diferentes condiciones de luz, escala, privacidad, relación visual-espacial y la interacción del interior con el exterior. Encontraron oportunidades en las preexistencias, las adaptaron e integraron ampliando las entradas de luz, eliminando las barreras físicas que aislaban los espacios entre sí, y eliminando falsos plafones para reforzar el carácter horizontal del proyecto, aumentando la altura en algunas partes y disminuyéndola en otros. Todas estas acciones se realizaron con la intención de proporcionar una experiencia completa con un cierto nivel de intimidad y escala de barrio.
Existe además, una continua relación entre interior y exterior, que hace que el cliente interactúe con éste último en la mayoría de los espacios, ya sea hacia los jardines o hacia los huertos. Además, cada espacio tiene diferentes arreglos de muebles para reforzar estas experiencias. 

Para más información visiten: JSa