miércoles, 9 de mayo de 2018

Mesas plegables

A todos nos gusta tener invitados en casa y disfrutar de una agradable velada con nuestros amigos o familiares. Sin embargo, no siempre disponemos del espacio suficiente para acoger a todas las personas a las que nos gustaría. Para este propósito, las mesas plegables son el mueble ideal, ya que nos ofrecen el lugar necesario para que todos nuestros comensales se sienten a ella sin que el mueble ocupe espacio en nuestra casa.
Hay dos tipos de mesas plegables: las que se pliegan en su totalidad, y las mesas que tienen partes plegables por si necesita una mesa más grande en determinados momentos. Normalmente, necesitamos mesas más grandes en ocasiones especiales: por ejemplo, cuando invitamos a amigos o familia a cenar a casa. ¡Perfectas para las fiestas! Las mesas totalmente plegables las puede guardar en un armario o en el trastero, ¡sáquelas cuando necesite usarlas! Las mesas plegables que utilizamos todos los días, puede ponerlas junto a la pared, ¡ocuparán todavía menos espacio! Saque la parte extensible todos los días para comer bien cómodos o cuando tenga visitas.

Mesas plegables: perfectas para espacios pequeños

Imagine que tiene un apartamento pequeño o que vive en un estudio, ¡seguro que estaría a falta de espacio! Para esto, necesita muebles prácticos pero que ocupen menos espacio, como unos armarios empotrados y unas mesas plegables. Por ejemplo, si tiene una cocina pequeña, saque su mesa plegable cuando vaya a comer, ¡y acompáñela de sillas plegables! Lo bueno de las mesas plegables es que le permiten ahorrar espacio, y disponer de más espacio para comer cuando lo necesite, ¡son ideales!

Mesas plegables para el balcón

Tener un balcón grande es genial, sobre todo para los días de calor en los que podemos disfrutar del sol y el buen tiempo. Pero si tenemos un balcón pequeño, ¡tampoco vamos a desaprovecharlo! No podrá poner todos los muebles que quiera, ni tampoco unas luces grandes, ¡pero sí unas mesas plegables! Puede poner unas macetas con flores que alegren su balcón, retirarlas a un lado cuando quiera comer al fresco, ¡y poner una mesa plegable! Pero si no quiere estar poniendo y quitando la mesa cada vez que quiera comer en el balcón, ¡hay una idea todavía mejor! Ponga mesas plegables en la barandilla del balcón, cuando lo vaya a utilizar. Así, no desperdiciará el valioso espacio que tiene al aire libre. Si puede, opte por unas mesas plegables de metal o plástico, ya que estos materiales le ofrecen diferentes colores entre los que puede elegir, ¡así que seguro que encuentra mesas plegables perfectas para usted! ¡A disfrutar del sol!

Vía: Westwing