martes, 22 de mayo de 2018

Cómo cuidar el césped de su jardín para que esté perfecto en verano

En verano los espacios exteriores se disfrutan como nunca. Si tiene un jardín en casa con una pradera verde y quiere que esté esplendorosa a pesar del calor descubra todo lo que tiene que hacer para cuidar el césped. Le damos todas las claves para dejarlo perfecto y mantenerlo así durante todo el período estival.
No hay nada como un bonito césped verde y mullido para nuestro jardín. Sin embargo, esta fresca alfombra natural es delicada y necesita mimos y cuidados. Le contamos todo lo que necesita saber para conseguir cuidar el césped este verano.
Si es de los que opinan que no hay mejor sensación que la de andar descalzo sobre un césped natural bien cuidado, entonces le interesa este artículo. Especialmente si cuenta con un pequeño jardín en el que sembrar una pradera. Puede que resulte laborioso, que necesite darle al césped numerosos cuidados. Sin embargo, y aunque hoy existe césped artificial que tiene un montón de seguidores, la sensación de lo natural vence por goleada.

¿Qué tiene que hacer para cuidar el césped?

En invierno el césped sufre por las inclemencias del tiempo, las heladas, las lluvias frecuentes y las bajas temperaturas. Es normal que, una vez llega la primavera, se vea deteriorado y en un estado más o menos crítico. Puede que quiera intentar recuperarlo. O puede que, directamente, prefiera volver a sembrarlo.
Y si nunca has tenido césped en su jardín pero quiere tenerlo este año, la primavera es la época perfecta para sembrarlo. Para hacerlo comience por limpiar el terreno quitando piedras y raíces y utilizando un herbicida total que acabe con cualquier mala hierba que pueda tener.
Después tendrá que arar la tierra y añadir un buen sustrato de plantación, y un producto especial para estimular el agarre de las raíces. Cuando ya tenga el suelo bien rastrillado y preparado, llega el momento de la siembra.
¿Que su jardín está en una zona muy calurosa en verano? Pues elija unas semillas de césped capaces de resistir las altas temperaturas. ¿Que donde vive los veranos son frescos? ¿O su jardín tiene mucha sombra? También hay semillas de césped específicas para estos casos.
Una vez haya dado con las adecuadas, espárzalas por el terreno y cúbralas con mantillo. Ya solo queda regar, lo que es clave si quiere tener éxito, y esperar a que su césped brote.

Cómo mantenerlo en verano

Viva donde viva, en verano tendrá que cuidar el césped de una manera especial. Con el aumento de las temperaturas se hace fundamental proteger el césped, cortándolo con la frecuencia apropiada.

En el mes de junio debe cortarlo una vez a la semana o cada diez días. Con el aumento progresivo del calor, lo mejor es dejar la hierba más alta para que pueda mantener mejor la humedad. Es una forma efectiva de cuidar el césped y protegerlo de las altas temperaturas.

Además, durante el mes de julio conviene que le de a su césped una buena dosis de fuerza y vigor. ¿Cómo? Aportándole nutrientes que le vendrán de perlas mediante un abono de liberación lenta. Será un empujoncito para resistir el verano en perfectas condiciones.

El mejor cortacésped para usted

Para llevar a cabo la tarea de cortar el césped, y si le gusta la hierba para su jardín y tiene pensado mantenerla en el futuro, lo mejor que puede hacer es invertir en un buen cortacésped. Piense que se ahorrará mucho trabajo tener una máquina eficiente y de calidad.

A la hora de elegir, piense en sus necesidades reales. Hay cortacésped eléctricos perfectos para jardines pequeños, de hasta 300 metros cuadrados. Los de batería presentan una gran autonomía y tienen la ventaja de que no necesitan apenas mantenimiento. Y para los jardines más grandes están los cortacésped de gasolina.

Sea cual sea el tipo de cortacésped elegido, piense que es mejor invertir un poco en un aparato de calidad. Será más efectivo, más fácil y cómodo de usar y le durará más tiempo.

No se olvide de regar

Si hay una tarea que no puede olvidar para cuidar el césped y mantenerlo perfecto en verano es regar. El calor le obligará a regar su jardín a diario. Por eso, lo mejor es instalar un sistema de riego automático por aspersión. Es el mejor sistema para el césped y, además, resulta cómodo y eficiente, ya que todo el terreno se riega de forma homogénea.

Además de no resultar excesivamente caro, un sistema de riego automático le permitirá programar el momento y el tiempo de riego cuando no esté, lo que le garantiza mayor libertad. No tendrá que estar siempre a la hora de regar.

Con estos consejos prácticos, logrará cuidar el césped para que en verano lo pueda disfrutar con su familia. Tendrá un jardín bonito y agradable para vivirlo cada día.