jueves, 24 de mayo de 2018

Centros de planchado

Un centro de planchado (también conocido como plancha de caldera, estación de vapor o estación de planchado al vapor) es un electrodoméstico que tiene el calderín (el depósito generador de vapor) de forma independiente al aparato y con mayor capacidad de agua, por lo que su uso dura más, a diferencia de una plancha de ropa convencional. Al generar más vapor, facilita el planchado de la ropa y reduce el tiempo que hay que dedicarle a esta tarea. Los centros de planchado, eso sí, tardan más en calentarse que una plancha convencional y su precio puede ser algo superior, aunque se aconseja su uso cuando el volumen de ropa a planchar es elevado.

Antes de comprar un centro de planchado, preste atención a:

Capacidad del depósito de la caldera

Cuanto mayor sea el depósito (medido en litros), más vapor se generará y más rápido y fácil será el planchado. Conviene que el depósito sea extraíble, para poder rellenarlo sin esperar a que se enfríe el aparato. Busque un depósito o bien transparente para que pueda ver fácilmente el agua restante o con una guía clara y fácil de leer del nivel del agua.

La autonomía

La autonomía es el tiempo de que disponemos para el planchado, que depende de la capacidad del depósito y de la cantidad de vapor que usemos. Hay centros de planchado de:

Autonomía limitada: cuando la caldera agota el depósito de agua y para seguir utilizándola debemos esperar a que baje la presión de la bomba y así poder volver a trabajar con ella,

Autonomía ilimitada (rellenado continuo): cuando estando encendida se puede añadir agua al depósito de la caldera y seguir planchando sin límite.

La presión

Es la fuerza con la que sale el agua. Se mide en bares de presión. Cuanto mayor sea la presión, más efectivo será el planchado. De la presión depende el precio del aparato. La presión ideal es entre 4 y 5 bares, pero en el mercado se pueden encontrar centros de planchados con 2 y 3 bares.

Potencia

Los fabricantes indican en la etiqueta energética tanto la potencia de la plancha como la de la caldera. Se mide en vatios (w) y un centro normal tendrá entre 1.000 y 3000 vatios de potencia.

Peso

Los centros de planchados son pesados, rondando los 5 o 6 kilogramos pero tienen la ventaja de que sólo usa la plancha sin el depósito, mucho más ligera, con lo cual la tarea de planchar se hace mucho más llevadera y ligera.

Ventajas de los centros de planchado

Ventajas de los centros de planchado son que son más apropiados para un uso “profesional” (permiten planchar mucha ropa con menor esfuerzo y tiempo), son más ligeros que las planchas tradicionales de vapor al no tener que arrastrar el depósito de agua al planchar y ofrecen un acabado más profesional ya que emplean menor temperatura con lo que no dejan brillos en la ropa oscura.

Inconvenientes de los centros de planchado

Entre los inconvenientes de los centros de planchado destacan el precio, en los modelos más profesionales ya que doblan y triplican el precio de las planchas convencionales.

Otro inconveniente es que tardan unos minutos más en calentarse y generar el vapor óptimo para planchar (hasta 15 minutos en algunos modelos). También algunos usuarios se quejan del ruido del centro de planchado en funcionamiento, para algunos excesivo.

Vía: Consumoteca