jueves, 31 de mayo de 2018

Cajoneras de mimbre

Las cajoneras de madera son muebles que aportan dulzura y romanticismo en cualquier habitación. Su aspecto rústico, combinado con otros materiales, convierte las cajoneras de mimbre en el complemento ideal tanto para interiores como para exteriores.

Cajoneras de mimbre: básicos de decoración

Las cajoneras de mimbre son un mueble útil y además muy decorativo. La estructura principal de este mueble es de madera, ya que es el material que sostiene la cajonera. El mueble está hecho de tal forma que podamos integrar en él cestas de mimbre a modo de cajones. Esto es una ventaja, ya que nos ayudará a personalizarlas.

Dada la dulzura que transmiten las cajoneras de mimbre, son muebles muy versátiles que nos sirven para diferentes lugares de la casa. Quedan especialmente bien en los baños y en las galerías. El color blanco es uno de los que más favorece a estas cajoneras, ya que aporta un extra de calidez. Si se combinan con complementos dulces, como telas floreadas o tejidos suaves, creará un clima muy romántico.

Cajoneras personalizadas.

Una de las ventajas de las cajoneras de mimbre es que en la mayoría de las veces, se pueden quitar las cestas de este material, y cambiarlas por otras las veces que queramos. Le ponemos algunos ejemplos:

Utilice cestas de mimbre de diferentes colores: combine los colores de las cestas para darle personalidad. Para estilos modernos o retro, opte por colores fuertes.
Forre las cestas de mimbre: puede utilizar diferentes cestas y forrarlas usted mismo con las telas que combinen con el lugar de la casa en el que va a situar las cajoneras de mimbre.

Si pone la cajonera en el exterior, no se olvide de colocar un pequeño sillón del mismo material al lado y complementos como regaderas y tiestos en colores pastel.

A las cajoneras de mimbre se les puede sacar mucho partido y cambiar su apariencia fácilmente sin complicarse demasiado.

Vía: Westwing