martes, 10 de abril de 2018

Mortero impermeabilizante

En el sector de la construcción y, en el del bricolaje en general, el agua y la humedad se sitúan como dos graves problemas que hay que tener en cuenta a la hora de desarrollar proyectos.
Los niveles de humedad afectan a la salud y a diferentes estructuras. Los materiales se hinchan y encogen a medida que adquieren y pierden agua. Por lo tanto, la humedad afecta a las dimensiones y el peso de los materiales. Esto puede ser un verdadero desastre con el paso del tiempo.
Evitar problemas con el agua y la humedad es una de las tareas básicas para todo buen profesional. Para ello, se ha de aprovisionar de los mejores recursos y productos para combatir estos factores.
Uno de estos productos que son parte importante para combatir problemas de agua y humedad son los denominados morteros impermeabilizantes.
Veamos qué son los morteros impermeables y la importancia que tiene trabajar con este tipo de materiales.

¿Qué es un mortero impermeabilizante?

Un mortero, en construcción, es un conglomerado de distintos materiales como agua, cemento o cal que sirve para fijar elementos como ladrillos, rellenar espacios o cubrir paredes.

El mortero impermeabilizante es aquel desarrollado para resistir el paso del agua, además de ofrecer las virtudes de su condición de impermeable, favoreciendo la no aparición de la humedad.

Los morteros impermeabilizantes son duraderos en múltiples ambientes, se puede utilizar para impermeabilizar superficies concretas, mampostería y ladrillo, interiores y exteriores, tanto por encima como por debajo del nivel. Es una opción ideal para sótanos y cimientos, así como muros de contención, hormigón inclinado, cemento colado in situ y hormigón prefabricado.

Las principales características de un mortero impermeabilizante deben de ser:

Flexible en comparación a otros morteros.
Eficaz contra la erosión de las sales.
Resistir el agua y la humedad pero ser permeable al vapor de agua.
Propiedades plastificantes.
Eficaz contra los ciclos del hielo.

Tipos de morteros impermeabilizantes

Las grandes cualidades de los morteros impermeabilizantes hacen que sean un producto que ofrece mucha diversidad. A continuación, vamos a enumerar los tipos más comunes de morteros impermeabilizantes:

Mortero impermeabilizante monocomponente.

Se trata de una composición que no ataca armaduras ni elementos metálicos. Es impermeable al agua de lluvia y permeable al vapor de agua. No posee elementos corrosivos, inflamables o tóxicos. Por lo tanto, es apto para el agua potable. Es un producto ideal para piscinas, depósitos de agua, o canales.

También es muy efectivo para la impermeabilización de interiores en sótanos y en exteriores.

Mortero de impermeabilización flexible.

Suelen ser un tipo de mortero de cemento mejorado con resinas sintéticas. No es tan rígido como el producto anterior, lo que reduce el riesgo de fisuras, detiene el avance de la carbonatación, es impermeable al agua y permeable al vapor. Es apto tanto para la impermeabilización interior como exterior. Protege las estructuras de hormigón en ambientes marinos.

Minimiza el daño por la acción del hielo y de las sales de deshielo.

Mortero de impermeabilización semiflexible.

Son morteros semiflexibles de un componente, a base de cemento y polímeros modificados. De fácil mezclado y aplicación. La impermeabilización es en capa fina.

La cualidad más notoria es su ligera flexibilidad.

Mortero de fraguado rápido impermeable.

Este tipo de morteros destaca por su fácil mezclado y puesta en obra. Simplemente añadir agua y se tiene disponible un mortero de gran calidad e impermeable al agua. Está exento de cloruros, materiales corrosivos y tóxicos, por lo tanto es ideal para taponar vías de agua potables. Existe también la opción de morteros de fraguado ultrarrápido cuya capacidad de mezclado aplicación es superior.

Mortero impermeable osmótico.

Este tipo de morteros está diseñado con revestimiento osmótico para la impermeabilización a presión directa y contrapresión de estructuras de hormigón y mampostería. También son aptos para usos en donde se trabaje con agua potable.

Principales usos del mortero impermeabilizante.

El mortero impermeabilizante puede utilizarse en multitud de procedimientos. Los más comunes están relacionados con su aplicación en elementos de contención de agua (piscinas, canales, presas, etc.) para evitar fugas de agua.

Pero gracias a los diferentes tipos de morteros, es posible ampliar su uso en diferentes niveles del área de la construcción. Así pues, es básico en la impermeabilización de fosos de ascensor tanto como los de tipo rígido o flexible.

La impermeabilización de muros y paredes, además de ayudar a cortar fugas de agua, infiltraciones o escape de agua a presión.
Por otro lado, es una muy buena opción para el tratamiento de juntas, para conseguir su total y profesional impermeabilización.
La impermeabilización de cimentaciones y de fachadas son otros dos procedimientos muy característicos en construcción que hacen uso del mortero impermeabilizante.
Las grandes cualidades y características de este producto, hace que sea un material fundamental para proyectos de nueva construcción así como de restauración.

Vía: BricoBlog