martes, 10 de abril de 2018

#aNewDesigual, el último desafío de Desigual.

Desigual, la firma catalana emblema del color y los estampados, se lanza a un nuevo desafío. Impulsado por el fotógrafo, ilustrador y cineasta Jean-Paul Goude como Artistic Advisor, la marca actualiza sus colecciones y tiendas con la intención de capitanear el futuro de la moda.
Tras esa premisa y en medio de este proceso de cambios, Desigual ha renovado su céntrica tienda de Passeig de Gràcia 47, adaptándola al nuevo rumbo de la firma. El actual concepto, inspirado en los orígenes mediterráneos de la marca, ha recaído en uno de los interioristas fetiches de Barcelona: Lazaro Rosa-Violán.
Mejorando la experiencia de marca
El proyecto, acunado bajo el concepto de #aNewDesigual, cumple con el cometido de mejorar la experiencia del usuario en el punto de venta. Los probadores, equipados con pantallas interactivas, identifican las prendas seleccionadas por el cliente y permite que este seleccione otros colores, tallas… O incluso le sugieren estilismos en función de la prenda escogida. Este sistema ofrece una nueva experiencia de compra totalmente personalizada y asistida.
Desigual se ha embarcado en este desafío que ofrece la implementación del espacio digital en el punto de venta, para ofrecer una experiencia de marca unificada y omnicanal. Si una prenda no está disponible en el punto de venta, el cliente la podrá solicitar desde las pantallas interactivas y recibirla donde él desee. De esta forma, Desigual unifica las experiencias en el sitio web y en la tienda.
El nuevo enfoque, puesto en práctica en los 350 metros cuadrados de la tienda de Passeig de Gràcia, viene respaldado por un interiorismo fresco y elegante, que no se olvida del punto atrevido e inconexo, marca de la casa.
Pavimentos, falsos techos y mobiliario expositivo en blanco y roble (natural y ahumado), se encaran con paredes vegetales y pantallas que proyectan chimeneas, formando acogedores rincones.
El revestimiento de las paredes, compuesto por un conjunto de molduras que generan un patrón geométrico, forma un juego de texturas que acompaña el espacio. La señalética, aplicada durante todo el recorrido en neones azules, llama la atención sobre la armonía cromática creada por los tonos naturales.
Pero muy en el ADN de Desigual, por si quedase algún material y color sin explorar, los probadores rompen con toda la estética del espacio expositivo combinando cortinajes de terciopelo mostaza con detalles en latón. Como elemento distintivo, sobre el hueco de la escalera, una composición de lámparas Oïphorique diseñadas por Atelier Oï para la editora catalana Parachilna, se impulsan dando al cliente la bienvenida a este curioso lugar.

Una inauguración llena de arte y diseño

Para la inauguración del nuevo concepto de tienda, el pasado jueves 5 de abril, Desigual organizó un evento en el que congregó a gente de diferentes ámbitos artísticos vinculados al espíritu y la filosofía de la marca. Para completar el lanzamiento de #aNewDesigual, la firma también presentó una colección de chaqueta denim vintage. Diseñada por Thomas Meyer en el año 1984, se sigue produciendo por la misma costurera de la época.

Queda claro que con tal despliegue de novedades, la aparición de Jean-Paul Goude capitaneando el estilo de la marca va a llevar a Desigual ante fascinantes desafíos.

Para más información visiten: Lázaro Rosa-ViolánDesigual
Vía: diarioDESIGN