miércoles, 21 de febrero de 2018

Campamac Osteria di livello: A medio camino entre la tradición y la modernidad, descubre este restaurante diseñado por Fabio Ferrillo

Campamac, la nueva ostería de alta gama establecida por el chef con estrellas Michelin Emilio Garola y el gerente internacional Paolo Dalla Mora, se inaugura en Barbaresco, provincia de Cuneo, en el corazón de la región de Langhe (Italia).
Fabio Ferrillo, arquitecto talentoso con una estética refinada y culta, firma este sorprendente restaurante-tienda que levita entre ecos tradicionales y ánimo contemporáneo. Un ambiente cálido, característico y sofisticado que recuerda la tradición del territorio reinterpreta su ADN con un acento actualizado.
Una pequeña tienda convertida en bar de cócteles, una cocina técnicamente avanzada que representa el punto focal único de cada perspectiva, un comedor decorado con una alfombra de declaración, pero en mármol: la sorpresa es la clave para leer cada espacio. Un desafío complejo, un proyecto ambicioso y emocionante.
“Seguí algunas vibraciones inglesas -describe el arquitecto- aunque permanecí fuertemente conectado a esta tierra, a la vista hacia el valle y hacia la montaña Monviso desde el principio. Diseñé cada detalle, desde la iluminación hasta los muebles, estableciendo un diálogo entre los muros de hormigón y la ciudad de Barbaresco, pero filtrando la vista hacia el exterior a través de un paisaje tropical verde”.
Campamac no es solo un restaurante, sino una osteria de gama alta donde todo está en venta: en la pequeña tienda de entrada es posible comprar pan fresco y pasta, los mejores cortes de carne locales, salsas y mermeladas. Pero también platos, vasos apropiados para vino Nebbiolo y obras de arte, como Another View, una videoinstalación de una ventana con vistas al Carnaval veneciano del Palazzo Pisani o Sweeper’s Clock del diseñador danés Maarten Baas, cuyo reloj evidentemente explica cómo no va a ser el tiempo pasado por alto.
Una escalera casi oculta conduce a la bodega, el segundo corazón de la experiencia Campamac además de la cocina: aquí el vino se almacena en el infernòt – típico espacio subterráneo tallado en toba – volviéndose más evocativo gracias al diseño de Fabio Ferillo y a la presencia de la mesa central escenográfica en mármol y hierro, nuevamente concebida por el arquitecto.
Una última curiosidad: Campamac es una palabra dialectal utilizada en el Piamonte como estímulo, algo así como el inglés “vamos” o el “daje” romano. Es el lema de saludo siempre utilizado por el chef Maurilio Garola y parecía la palabra perfecta para nombrar este nuevo restaurante en el corazón de las Langhe.

Para más información visiten: Fabio Ferrillo
Vía: Infurma