viernes, 26 de enero de 2018

Aparadores nórdicos

Si algo tiene el estilo nórdico es que hace sentir como en casa. Las líneas sencillas, el protagonismo de la madera y los tonos pastel confieren a cualquier habitación un ambiente acogedor. Por eso un aparador nórdico es la opción perfecta para los amantes de una decoración cálida.
Colores suaves y diseños funcionales: son las claves para una decoración nórdica

Aparador nórdico: nada como estar en casa
Del norte de Europa, sobre todo de Noruega y Suecia, nace la decoración de estilo nórdico. Los duros inviernos mantenían a la población mucho tiempo en casa, de manera que los muebles se diseñaban para ser muy funcionales y acogedores. Esta tendencia se ha conservado llegando a crear un estilo único y muy definido. La madera es la protagonista, debido a su propiedad aislante y su calidez, y no solo en sillas y mesas, sino en cada mueble de la casa. Por eso no es de extrañar que, al buscar un aparador nórdico, lo encontremos sobre todo en este material.
Otra característica de los muebles escandinavos es su luminosidad, la falta de horas de luz propició los diseños en colores claros para conseguir un ambiente más luminoso. Para dar más vida a la habitación, podemos elegir un aparador nórdico con algunos cajones o puertas de colores que, en contraposición con la madera o los tonos claros, conseguirán un efecto vanguardista y de diseño.

Cómo elegir el aparador nórdico adecuado

Este estilo se caracteriza por su sencillez. Así que a la hora de elegir un aparador nórdico tendremos en cuenta esta premisa. Buscaremos un aparador de líneas rectas y le daremos vida mediante los colores en puertas y cajones. Una idea original es elegir un aparador nórdico de madera y pintar algunas de sus puertas o frentes de cajón del color de las mesas y sillas que tengamos en el salón. También podemos echar mano del DIY y reciclar algún mueble para convertirlo en un aparador nórdico.

Bastará con cambiar las patas por unas rectas y colocarlas de esa forma abierta tan característica del estilo. Use productos de cuidado de la madera y, para decorarlo, pinte sus cajones de blanco a turquesa degradando el color en cada cajón. Conseguirá un aparador nórdico de diseño propio y muy original. Y para la decoración de su aparador puede seguir algunos de estos consejos:

Decore su aparador nórdico con elementos en color amarillo o turquesa, son dos de los básicos de la decoración en este estilo. ¡Nunca fallan!

Existen productos que tiñen la madera en distintos colores. Conservan las vetas y dejan un aspecto final muy natural y propio de esta decoración.

Juegue con las texturas: añada objetos de decoración hechos de lana, mimbre u otros materiales cálidos que complementen a la perfección con un aparador nórdico.

Vía: Westwing