lunes, 22 de diciembre de 2014

Decorar con fotografías

Gracias a los móviles de última generación, cada vez hay más aficionados a la fotografía. Lo bueno es que con los smartphones actuales pueden sacarse fotos realmente bellas. Por no hablar de las cámaras digitales que pueden encontrarse en el mercado en estos momentos. El único fallo del auge de la tecnología es que esas fotos suelen quedarse guardadas en la tarjeta de memoria del teléfono o en el ordenador y, como mucho, las subimos a las diferentes redes sociales. Sin embargo, pocas veces las imprimimos y las situamos en álbumes o en marcos de fotos, como sí hacíamos antiguamente.

Por eso, hoy queremos proponerle que utilice sus fotografías de ayer y hoy para decorar su hogar. Le dará un toque personal y de lo más acogedor.
Todo tipo de fotos
Cuando le hablamos de decorar con fotografías nos referimos a todo tipo de imágenes. Y es que no solo vale con aquellas que ha sacado con su propia cámara o móvil, sino con las diferentes ilustraciones que puede encontrar en las tiendas de decoración o en determinadas páginas de Internet. Así, si quiere darle un toque personal a la estancia en cuestión, lo mejor es que se decante por fotografías de su familia, sus amigos o recuerdos especiales, mientras que para algunas estancias (el despacho, la cocina, la habitación infantil…), puede optar por imágenes que transmitan determinadas sensaciones (tranquilidad, alegría, nostalgia, concentración…).

Fotografías de óptima calidad

Las fotografías pueden servirle para destacar alguna pared que pueda estar demasiado vacía o para resaltar algún rincón del hogar: escaleras, la parte de arriba del sofá, una pared de la cocina, un pasillo… Lo único imprescindible es que las fotos estén imprimidas en una óptima calidad. Además, no dude en colocar imágenes en blanco y negro, que le darán un toque súper especial a cualquier rincón de su hogar. Y para ambientes retro, nada como las fotos en sepia.

Marcos

Si va a situar diferentes imágenes en un mismo espacio lo mejor es que se decante por una misma temática: fotos artísticas, familiares, históricas, de una ciudad… Tampoco es mala idea escoger fotos realizadas por el mismo autor, aunque sean de temáticas diferentes. Por supuesto, si quiere crear contraste, puede optar por imágenes que nada tengan que ver las unas con las otras. Si se decanta por esta última opción, lo mejor es que utilice marcos similares para ellas. Podrán ser iguales o tener en común el color, el material o la forma. Por supuesto, también podrá utilizar marcos iguales o parecidos para imágenes totalmente diferentes. Además, siempre está la opción de colocar las fotos sin marco.

Cómo colocar las fotos en la pared

Si va a colocar una única foto en la decoración no tendrá problemas a la hora de situarla en la pared. Sin embargo, si va a situar varias imágenes en un mismo espacio, deberá colocarlas con un cierto orden. Por ejemplo, si se trata de cuatro fotos, lo que nosotros le recomendamos es que las coloque en forma de cuadrado, mientras que si se trata de más imágenes podrá ponerlas en rectángulo. Además, también es buena idea situar la fotografía que más le guste en el centro y las demás rodeando la imagen. Lo que tiene que tener claro es que no es necesario que todas las fotografías sean del mismo tamaño.

Cómo colocar las fotos en otros lugares

Por supuesto, no solo podrá utilizar las fotografías para decorar paredes. Y es que también es muy habitual situar determinadas imágenes encima de los muebles (estanterías, cómodas, aparadores, recibidores…), apoyadas en paredes o colgando de cordeles, entre otras opciones menos convencionales.

Antes de nada haga una prueba

Antes de despedirnos queremos ofrecerle un consejo práctico a la hora de decorar con fotos: antes de agujerear toda la pared haga un simulacro con papeles con la forma de sus marcos y cinta adhesiva para paredes. De esta manera, sabrá cómo quiere situar sus cuadros exactamente.

Vía: Decorablog