lunes, 22 de diciembre de 2014

Retroiluminación bajorrelieve, una técnica decorativa hechizante

Diseñadores e interioristas de renombre se han enamorado de una técnica de decoración que ha nacido gracias al esfuerzo en I+D+i del Grupo Porcelanosa. Krion®, una superficie sólida de nueva generación que ha creado la empresa Systempool perteneciente a dicho grupo, tiene la capacidad de retroiluminarse en varios acabados del compacto mineral. Pero lo más especial de todo es lo que sucede con Krion® Snow White, un acabado con el que es posible lograr unos resultados asombrosos recurriendo al bajorrelieve.
Luces y sombras dibujadas al milímetro
Sus láminas están preparadas para dejar pasar la luz a partir de cuatro milímetros de espesor. Eso significa que se puede rebajar el espesor de la superficie sólida por debajo de esa medida justo en la zona que se desee iluminar. Gracias a ello es posible crear partes con luces y sombras jugando con el espesor de Krion® Snow White.
Este hecho hace que las empresas puedan reproducir diseños de todo tipo, como por ejemplo fotografías, logotipos o ilustraciones que pueden decorar cualquier entorno. Cualquier detalle puede trasladarse a la plancha de Krion® para que la plancha de tecnología de control numérico se encargue de cumplir con su trabajo con una precisión milimétrica. Las máquinas que trabajan sobre las láminas son programadas para que sigan el mapa trazado por la imagen que se desea destacar.

En hoteles, restaurantes… y también en las casas

En las imágenes que puede ver en este artículo se muestran algunos ejemplos del resultado de esta técnica. De momento es algo que está más pensado para empresas que quieran contar con un rótulo destacado o con una decoración interior totalmente novedosa. Sin embargo, con el paso de los años irá llegando a hogares de familias que tengan el suficiente poder adquisitivo como para afrontar la inversión que conlleva (el ejemplo del cabezal retroiluminado es un buen ejemplo).

Vía: Decorablog