sábado, 2 de agosto de 2014

Consejos para lavar las cortinas

Las cortinas son un elemento que viste mucho un hogar y que, además, confiere cierta intimidad a sus habitantes. Son muchos y muy diferentes los tejidos que componen una cortina. Tanto que a la hora de lavarlas pueden surgir dudas sobre cuál es el proceso más indicado para limpiarlas. Le damos unos consejos.




Fíjese en la etiqueta

Lo primero que hay que hacer cuando tenemos que lavar un tejido por vez primera es buscarle la etiqueta para saber qué indicaciones da el fabricante para realizar la tarea sin estropear el tejido. En la etiqueta suele indicar de qué materiales están hechas las cortinas, si se pueden meter en la lavadora o por el contrario hay que lavarlas a mano o qué temperatura de lavado ha de tener el agua.
También cabe la posibilidad de que sea un material muy especial y necesite ayuda de un profesional para lavar las cortinas, aunque no suele ocurrir con mucha frecuencia.

Quitarle las anillas

Una vez haya visto de qué tejido están hechas las cortinas, deberá descolgarlas de la barra en la que estén sujetas y quitarles todas las anillas y materiales de metal que sean susceptibles de perderse en la lavadora o de estropear este electrodoméstico.

Para la lavadora

Si piensa lavar las cortinas en la lavadora, deberá usar un programa para ropa delicada. Asimismo, escoja la opción de agua templada o fría, nunca las lave con agua caliente porque podría encogerse.
Por otro lado, las cortinas no se suelen planchar una vez se han lavado para no estropear los tejidos con la plancha. De ahí que sea mejor no elegir un programa de centrifugado para que no se arruguen las cortinas. Una vez que estén secas en el tenderete, recójalas y cuélguelas nuevamente en su sitio, ya verá que quedan tan lisas como si se hubiesen planchado.

Vía: Decorablog