viernes, 13 de enero de 2017

Aseos de visita en papel pintado

Si quiere decorar el aseo de visita de forma impactante, no hay estancia más apropiada para decorar con papel pintado que éste. Normalmente utilizado como baño de invitados, el aseo de visita no tiene ducha, lo que permite emplear este recurso decorativo sin miedo a que se nos despegue por el vapor de agua caliente.
Al ser además una estancia pequeña, podemos permitirnos el lujo de cubrirla de papel por completo, utilizar tonos claros y oscuros (estos últimos empequeñecen, pero crean un efecto muy impactante y elegante) o bien crear un zócalo y ponerlo solamente en la parte superior.
Con papel pintado puede hacer un baño sobrio, divertido, floreado, pero como regla general funcionan mejor los que llevan algún tipo de patrón (más pequeño que grande), ya sea geométrico o floral, y reducir al máximo los elementos de decoración adicional (los sanitarios del baño son blancos y lisos, por lo que ya contrastan a la perfección).

Vía: Decofilia