martes, 1 de noviembre de 2016

Estudio Woods Bagot Melbourne por Woods Bagot

Descripción de los arquitectos. ¿Hay un proyecto más exigente que el diseño de su propia oficina?
Contar con un grupo de arquitectos y diseñadores interiores que tiran en diferentes direcciones para la hegemonía del diseño siempre será un desafío.
Para evitar esta situación, el estudio de Melbourne se embarcó en una estrategia de trabajo que consta en recabar la opinión de todo el personal que utilizará el espacio. La retroalimentación indica un deseo general por trabajar en colaboración que permita, además, reuniones sociales. Si bien este conjunto propició un ajuste en la planificación, aún faltaba un visión conceptual para el proyecto.
Fue en este punto donde el equipo de diseño consideró inspirarse en el libro 'The Family Meal' por Ferran Adria. El libro se centra en el momento más importante del día del legendario restaurante El Bulli: cuando los chefs se reúnen para socializar, compartir ideas y colaborar.
El líder del proyecto, Bruno Mendes, diseñador de Woods Bagot dijo que el proyecto desplegó un sentido de la vida doméstico y de familiaridad:
La simple noción de reunirse para compartir una experiencia condujo su concepto de diseño para desarrollar un corazón central en el estudio. Quisieron celebrar y fomentar el espíritu colectivo y colegial
Basado en el concepto de la recolección, se formaron diversos espacios formales e informales dentro del estudio en torno a un gran espacio central. Uniendo estos variados espacios se forma el conjunto principal que funciona como un auditorio abierto mediante la conexión de los dos niveles, al mismo tiempo que se proporciona una plataforma para los oradores invitados, noches de cine y bailes los días viernes. Su conexión con el área de almuerzo y el personal a través de los espacios de trabajo fue fundamental para reforzar la agenda social y de colaboración.
La madera, monumental en su gesto y en su aplicación, fue el material elegido, definiendo cada uno de los espacios clave dentro del estudio. Se teje en placas de acero natural que se utilizan como elementos de transición para definir los diversos cambios de nivel. El resultado es un estudio que se asemeja más a los matices "vivos" en lugar de "laborales".

Para más información visiten: Woods Bagot