jueves, 10 de noviembre de 2016

Errores frecuentes al pintar muebles de madera

A la hora de pintar los muebles de madera deberemos evitar cometer ciertos errores. A continuación les explicamos los más comunes y frecuentes.

Cada vez es más habitual darle una nueva vida a muebles de madera viejos o en desuso. Este trabajo se suele realizar cambiándoles el color, colocando tiradores nuevos, decorando ciertas zonas, etc.

Cuando nos disponemos a pintar un mueble de madera, muchas veces cometemos errores comunes que se pueden solucionar si previamente los tenemos en cuenta. Por ello, a continuación veremos cuáles son esos errores tan frecuentes.

Lijar el mueble

Si queremos pintar un mueble de madera es imprescindible lijar bien la superficie. Uno de los errores más comunes es no lijar lo suficiente. Además, en ocasiones, tampoco se utiliza la lija adecuada. Por ello, este primer paso es fundamental hacerlo correctamente.

Capa de imprimación o base selladora

La capa previa de imprimación o selladora siempre es muy recomendable para que el resultado sea óptimo. Este segundo paso es un trabajo que muchas veces se deja de lado, pero siempre se logra mejores resultados si se realiza correctamente

No lijar entre capa y capa

Entre capa y capa de pintura es conveniente lijar suavemente. El objetivo es eliminar las pequeñas imperfecciones que pueden quedar: pelos de la brocha, etc. Este paso es muy importante en los casos que queramos que los muebles queden totalmente lisos.

Respetar el tiempo de secado

Cuando no se respeta el tiempo de secado recomendado por el fabricante de la pintura que estemos utilizando, el acabado final del mueble suele ser peor. Hay que dejar secar bien la pintura antes de aplicar otra capa.

No elegir una buena ubicación

La ubicación en la que realicemos el trabajo es muy importante. Si estamos en una zona expuesta al sol, la pintura que usamos se puede ver alterada ya que puede tener ciertos componentes que reaccionan al sol. Si estamos en una zona con viento, las hojas o la suciedad pueden quedarse pegadas a la pintura.

Herramientas y materiales de calidad

Lo barato sale caro. Si no utilizamos brochas y pintura de calidad, el trabajo que realicemos puede verse deteriorado. Por ello, es conveniente no escatimar a la hora de pintar los muebles de madera.

Orden de pintado

Si el mueble que vamos a pintar tienen detalles o ciertas zonas en las que hay que usar la brocha, es conveniente pintarlas primero y luego pintar el resto con un rodillo de espuma. Hay que evitar pintar a lo loco y sin ningún tipo de orden.

Teniendo en cuenta estos errores comunes a la hora de pintar los muebles de madera lograremos que nuestros trabajos queden perfectos.

Vía: hogarmania