martes, 21 de junio de 2016

Vinilos para cocinas: una idea genial para renovar la decoración


Si a su cocina le hace falta un buen lavado de cara pero no puede (o no tiene ganas) de meterse en costosas obras, aquí tiene una buena idea para darle un aire nuevo: los vinilos para cocinas. Son una forma fácil y rápida de renovar la decoración. ¡Y tiene un montón de diseños para elegir!

La cocina ya no es lo que era. Si antes se consideraba una estancia secundaria, por detrás de otros espacios como el salón o el dormitorio, en los últimos tiempos se ha convertido en una de las habitaciones más importantes de la casa. Allí cocinamos, comemos y pasamos buena parte del tiempo que pasamos en casa. Decorarla con vinilos para cocinas es una estupenda idea para renovarla.

Si está cansado del aspecto que tiene su cocina, ahora puede redecorarla de una forma muy sencilla, sin tener que gastar mucho dinero y sin necesidad de cambiar muebles y revestimientos. Colocar vinilos para cocinas le dará la oportunidad de añadir originalidad y personalizar la decoración.

Ideas originales con vinilos para cocinas
Los vinilos decorativos son tendencia y, dada la interminable cantidad de diseños que pueden encontrarse hoy en el mercado, se han convertido en una inmejorable opción para cambiar el aspecto de cualquier habitación de la casa.

Dibujos divertidos, frases con un sentido especial para nosotros o, incluso, fotografías personales que nos encantan. Todo es posible cuando hablamos de vinilos decorativos. Y la cocina no escapa a la influencia de semejante alternativa de decoración.

¿Dónde los pongo?
Una de las ventajas de los vinilos para cocinas es que pueden colocarse en diversos soportes, según el efecto que queramos conseguir. No solo puede pegarlos sobre las paredes, sino que también puede utilizarlos para decorar los muebles de cocina o los electrodomésticos. Tan solo ha de buscar el modelo más adecuado.

Tenga en cuenta que los vinilos adhesivos quedan perfectos en cualquier tipo de superficie lisa no porosa. Puede ponerlos en paredes pintadas, en las puertas de los armarios, sobre metal o cristal o sobre una superficie de plástico.

Y lo bueno que tiene el uso de vinilos para cocinas es que, si con el tiempo se cansa de verlos, puede retirarlos sin problemas de una forma muy sencilla. Además no estropean las superficies sobre las que estaban colocados por mucho tiempo que hayan estado sobre ellas.

Atrévese a colocarlos usted mismo
Pegar un vinilo decorativo sobre una pared o cualquier otra superficie es sencillo y no tendrá muchas dificultades. Para hacerlo solo necesitará, además del vinilo, una espátula (también puede servirle una tarjeta de crédito) y un trapo limpio.

Lo primero que tiene que hacer es asegurarse de que la superficie donde va a pegar el vinilo está lisa, limpia y seca. Es la única manera de garantizar un resultado óptimo. En caso de que se trate de la pared, pásele un trapo limpio y seco para eliminar el polvo, y si es un mueble o un electrodoméstico límpielos únicamente con una bayeta limpia húmeda y deje secar completamente.

Para colocar el vinilo, comience por estirarlo y presentarlo sobre la superficie donde quiere pegarlo. Los vinilos llevan un papel transportador que le ayuda a pegarlo sin problema. Comience por frotar con la espátula este papel para que quede bien adherido al vinilo.

Después tiene que colocar el vinilo sobre la pared y despegar un poco una parte de la lámina adhesiva que tiene en el reverso, la parte que va adherida a la superficie. Va retirando esta lámina al tiempo que va pegando el vinilo con ayuda de la espátula (frote con ella desde el centro del vinilo hacia los laterales para eliminar cualquier burbuja de aire que aparezca).

Una vez haya terminado de pegar el vinilo, es el momento de retirar el papel transportador, tirando suavemente del mismo. Podrá retirarlo muy fácilmente. ¡Ya tiene listo su vinilo! ¿A qué es muy fácil?
Y si quiere pegar un vinilo sobre un electrodoméstico y no sabe cómo hacerlo, puede echarle un vistazo a este vídeo que se lo explica paso por paso.

Muchos modelos para elegir
En la cocina hay un sinfín de diseños que pueden quedar genial, en función del resultado decorativo que quiera conseguir. Las frases ingeniosas son una alternativa muy habitual, sobre todo porque resultan originales y diferentes. Y si las elige en inglés u otro idioma, además le da a su cocina un toque cosmopolita.

El color lo elige usted, en función del soporte sobre el que vaya a colocarlos. En lo que se refiere a palabras o frases, es mejor elegir un color oscuro si la pared de fondo es clara, y al revés. De esta forma se podrán leer sin problemas.

Las ilustraciones de alimentos son otra opción: verduras, hortalizas, dulces, botellas, envases, etc. Son una manera de aportar mucho color a la cocina. Y también puede optar por encargar un vinilo con una foto familiar. En este caso, el calor de hogar está garantizado.

Elija el modelo que elija, decorar con vinilos para cocinas es una idea genial para renovar por poco dinero.