viernes, 4 de diciembre de 2015

Suelos de eucalipto


Indudablemente, los suelos de eucalipto son una alternativa hermosa y sostenible dentro del amplio mundo de las superficies de madera. De acuerdo a la opinión de varios expertos en el rubro, este material sostenible reúne excelentes condiciones para ser usado en espacios interiores; luciendo además con mucha elegancia y delicadeza.

Comparándolo con el bambú, por ejemplo, su similitud en cuanto a sustentabilidad, fortaleza y atractivo son prácticamente iguales; siendo el eucalipto todavía más económico al momento de adquirirlo. El tono característico de este tipo de suelos es cacao, plasmando un perfecto suelo de madera con aspecto de nogal oscuro.
Otro de los beneficios de los suelos de eucalipto es que las garantías se extienden hasta veinticinco años, lo que da la pauta de tratarse de un producto de calidad. También su disponibilidad es muy amplia ya que se trata de una madera plantada habitualmente; incluso con grandes resultados áreas húmedas.

La instalación de los suelos de eucalipto es relativamente sencilla. Generalmente se compran en planchas con lenguas y hendiduras para encastrar, lo que elimina completamente el uso de pegamentos o aditivos especiales. Al tratarse de una madera dura, es prácticamente imposible que sufre de rajaduras o abolladuras, ampliando así su vida útil.
Apostando al cuidado del medio ambiente, los suelos de eucalipto son una nueva propuesta que se ubica a la par del clásico suelo de bambú; siendo incluso un material más económico que goza prácticamente de las mismas características que ese producto natural. Buen aspecto, durabilidad y masiva producción son factores comunes a ambos.
Por todo lo mencionado con anterioridad, es que consideramos a los suelos de eucalipto como una excelente forma de renovar y rejuvenecer el aspecto de una habitación partiendo desde la base de la misma; convirtiendo los suelos con miras a un aspecto más natural y ecológico.

Vía: Decoracionia