domingo, 6 de diciembre de 2015

Bonsáis

Los bonsáis, son árboles pequeños o en miniatura que a lo largo de los últimos tiempos han optimizado y embellecido cualquier cantidad de decoraciones, desde las convencionales dentro de los hogares, hasta aquellas más formales dentro de oficinas de cualquier tipo.

Las características propias naturalistas de los bonsáis, transmiten tranquilidad y relajación en todo el ambiente donde decida ubicarlos y,engalana las áreas denotando un misterio totalmente agradable, con semblantes de exclusividad absoluta.
Mejor aún, si los coloca en un pequeño jardín resaltarán por la belleza autónoma que los define, aunque igual sobresaldrán sea cual sea el lugar donde los ponga.
El misterio oriental de los pequeños bonsáis, viene a partir de un término chino que significa textualmente, árbol en bandeja y es a partir de su aparición, que los usan como parte de ornamentos con el fin de añadir más color a las casas,independientemente del estilo que se desee mostrar.
Anteriormente, los usaban los monjes taoístas como símbolo de inmortalidad, pero con el tiempo se fueron adquiriendo para ornamentar casas u oficinas.Con los bonsáis, aplicará un detalle conmovedor que hace de cada rincón de su casa, un lugar totalmente acogedor, ya sea para descansar o simplemente para disfrutar de la compañía de amistades o familiares.
El arte moderno, incluye a los bonsáis como fragmento importante de los decorados y ha evolucionado a medida que avanzan los años, cada vez hacia posturas más vistosas y llenas de glamour.
Estas plantas son originalmente pequeñas y por tanto, deben cuidarse con mayor afán que cualquier otro tipo de plantas, podándola constantemente y viendo sus hojas completamente frondosas.
Si cuida considerablemente a los hermosos bonsáis, logrará que duren tanto tiempo como los árboles normales, pertenecientes a la misma especie y tendrá así mismo un ornamento perfecto lleno de vida, color y naturalidad.
El mantenimiento, es para los bonsáis un aspecto que se debe conservar, para disfrutar de un pequeño árbol saludable y muy decorativo. Agréguele agua suficiente pero, sin excederte y goce de la vitalidad que emana esta maravillosa planta a cualquier hora del día, en la oficina, en la sala de su casa y hasta en su dormitorio.
También, puede complementar el espacio de los bonsáis con pequeñas piedras, adornos u otros elementos que magnifiquen su belleza y la hagan destacar, dentro de dicha área. Los acuarios al lado de los bonsáis, resultan muy acogedores ya que contemplan un ambiente naturalista en todas sus dimensiones, pruebe y verá los fantásticos resultados.
Por último, recuerde que el tipo de tierra también tiene su parte importante en la vida de los bonsáis, por tanto si quiere que esta pequeña planta le dure bastante tiempo, debe añadirle mezclas de tierras especiales que venden en todos los viveros, ya que no soportan aquellas tierras con conformaciones convencionales.
Lo más apropiado para los pequeños bonsáis, es incluir una pequeña parte de arena, otra parte de tierra de jardín y como último componente, la tierra de turba. Incluya este árbol decorativo en cualquiera de sus ambientes y garantice un área de relajación, fascinación y confort, en segundos.

Vía: Decoracionia