sábado, 28 de febrero de 2015

El salón de peluquería típico portugués se reinventa en A Fábrica Cabeleireiros.

Seguimos encontrando peluquerías renovadas en todas las latitudes. En este caso, el arquitecto portugués Carlos María de Sousa es el autor de este salón de belleza situado en Póvoa de Varzim, en la conocida urbanización urbanización Montgeron, en el norte de esta ciudad lusa.

El objetivo principal del proyecto de A Fábrica Cabeleireiros fue ofrecer a los clientes una experiencia y dinámica novedosas en este tipo de establecimientos. Se trató de crear un espacio abierto donde la relación dentro-fuera fuese muy potente.
Al ser un local pequeño (50 m2), se adoptó la estrategia de disponer una pieza triangular central y suspendida, en la que se instalaron espejos. Este elemento ofrece una secuencia circular de los diferentes elementos del proyecto: recepción, lavabo, exposición y un sillón de barbero.
El diseño interior fue sugerido por el nombre del espacio: “A Fábrica”. De esta manera se utilizaron materiales y texturas con el objeto de ofrecer a los clientes una experiencia descontextualizada de un salón de peluquería típico portugués.
El elemento clave de este proyecto fue la iluminación. El barrio en el que se sitúa el establecimiento se caracteriza por su escasa iluminación, por lo que era necesario definir una estrategia en la que el interior destacase la presencia del nuevo salón en la calle.
Partiendo de la pieza de espejo central, una gran cantidad de cables distribuyen la luz a través de grandes bombillas redondas a las diferentes áreas de trabajo, de una manera abundante, pero equilibrada. Al estar suspendidas a diferentes alturas, las luminarias aportan además cierta dinámica vertical al espacio.
La difusión y comunicación del proyecto ha sido realizada por Building Pictures, una innovadora compañía portuguesa pionera en narrar historias sobre espacios utilizando vídeo.

Para más información visiten: Carlos Maria de SousaBuilding PicturesA Fabrica Cabeleireiros 
Vía: diarioDESIGN