martes, 3 de julio de 2018

Estanterías asimétricas

Diseño, estilo y personalidad. Son las tres propiedades que explican el encanto de la estantería asimétrica. Es uno de los muebles que hoy en día está más de moda. A cualquiera que quiera distinguirse un poco de lo habitual y dar a la decoración de su casa ese toque de originalidad, le encantará poner en el salón una bonita estantería asimétrica. La libertad que encierra la concepción misma de este mueble hace que exista una variedad infinita de formas y modelos.

ESTANTERÍA ASIMÉTRICA: UN MUEBLE PRÁCTICO
No lo dude, con una estantería asimétrica, dejará a sus invitados impresionados. Pero es que, además de ser bonito, es un mueble extremadamente práctico. Con frecuencia, los libros y objetos de decoración que nos gustaría exponer en una estantería tienen dimensiones muy variadas. Los distintos tamaños de sus baldas y casilleros hará que la estantería asimétrica sea ideal para colocarlos todos. Es el mueble perfecto para mantener el orden pero con libertad, sin que el ambiente quede demasiado cuadriculado.
En función de los metros cuadrados de que disponga, puede elegir una estantería asimétrica grande y espaciosa, que ocupe un buen trozo de pared, o una que sea más pequeña. En este último caso, uno de los modelos que más éxito está teniendo es el de los estantes en forma de cuadrado o rectángulo superpuestos de manera intercalada y, algunos de ellos, torcidos.

DECORACIÓN VANGUARDISTA

Por definición, una estantería asimétrica suele ser percibida como una pieza moderna. Aunque, lo cierto es que las hay de todo tipo, unas más clásicas y otras más rompedoras. En el primer caso, la asimetría es menos atrevida y servirá para dar un aire más informal a decoraciones discretas y poco atrevidas, en las que primen los colores neutros y las formas suaves. Los modelos más vanguardistas, por el contrario, quedarán de cine en decoraciones de estilo contemporáneo e industrial.

La madera es el mejor material para la confección de este tipo de mueble. Es resistente y al mismo tiempo fácil de modelar. Una estantería asimétrica de madera maciza será sin duda una elección de la que no se arrepentirá. La belleza del roble, el castaño o el nogal, con sus vetas y líneas únicas, darán a su mueble una personalidad difícil de igualar.

Vía: Westwing