martes, 3 de julio de 2018

Contador De Luz: Qué Debe Saber

El contador de luz representa una pieza clave dentro del sistema energético doméstico, ya que es un aparato que permite contabilizar la cantidad de electricidad consumida, y por lo tanto, el gasto de electricidad que un consumidor deberá abonar a su compañía eléctrica. En el siguiente artículo le contamos qué tipos de contadores de luz existen y qué debe saber sobre ellos.


Tipos de contadores de luz

Actualmente, y hasta finales de este 2018, existen dos tipos de contadores eléctricos en nuestras viviendas: contadores analógicos y contadores digitales.

– Contadores analógicos: cuentan con una ranura a través de la cual podemos observar un disco que gira a una velocidad directamente proporcional a la energía eléctrica de la que se está haciendo uso en el hogar.

– Contadores digitales: este tipo de contadores ofrece datos a tiempo real y son capaces de aprovechar al máximo las tarifas con discriminación horaria.

A partir del 2019, según el Plan de Sustitución de Equipos de Medida del Ministerio de Industria, todos los contadores analógicos deberán ser sustituidos por contadores digitales que permitan la discriminación horaria y la tele gestión.

Contador de luz digital

Con el contador de luz digital, el antiguo contador de números pasa a ser una pequeña pantalla donde se informa del consumo. El disco giratorio es reemplazado por un pequeño led de color rojo que parpadea mientras exista consumo eléctrico en el hogar. Si no existe consumo, el led permanecerá apagado, si parpadea de manera muy rápida querrá decir que ha saltado la electricidad, mientras que si la luz permanece fija, se traduce en una superación del límite de potencia. Aunque este es el lenguaje más común, podría ser que variara dependiendo del contador de luz con el que cuente.
Además, los contadores de luz, sean o no digitales, también deberán ser inteligentes (a partir de 2019). Esta característica hace referencia a la conexión del contador de luz a la red eléctrica de baja tensión. Esta conexión permite que la compañía eléctrica pueda llevar un control más preciso y a tiempo real del consumo de cada hogar por franjas horarias.

De esta manera, las compañías eléctricas de hoy en día pueden realizar tarifas dependiendo de las horas en las que consuma energía eléctrica en su hogar. Asimismo, en las tarifas con discriminación horaria suelen existir dos períodos: período punta (suele ser parte de la mañana y toda la tarde) y el período valle (suele ser la noche y parte de la mañana). Dependiendo de las horas que pasa en su hogar, elegir una tarifa con discriminación horaria puede ayudarle a reducir en gran medida su factura de consumo eléctrico.

Es inevitable el cambio a los nuevos contadores digitales inteligentes y, antes de que acabe el año, estos ya estarán en todos los hogares, así que le recomendamos informarse de todas las tarifas y opciones que le ofrezca su compañía eléctrica, para poder optimizar su factura.

Vía: Instapro