domingo, 24 de junio de 2018

Escritorios de lujo

El lujo no se mide en el dinero que se ha gastado en adquirir un producto, sino en la calidad de los materiales y la clase y el buen gusto que transmite su acabado. Un escritorio de lujo es la pieza ideal para darle un toque de categoría a la oficina.
UN ESCRITORIO DE LUJO: EL SECRETER
Un secreter es el escritorio de lujo perfecto para darle un toque de estilo a la decoración de su oficina. Su origen se remonta al siglo XVIII y esta pieza refleja a la perfección la transición del barroco al neoclásico.
Este escritorio de lujo no destaca solamente por su estética, sino que es además un mueble de lo más práctico y funcional. Su diseño lo hace un producto inigualable para mantener el orden en la oficina, ya que incluye numerosos cajones y compartimentos para guardar todos los utensilios y papeles que necesitamos. Su sistema de apertura deslizante nos permite además cerrar nuestro escritorio de lujo para dar por concluida nuestra jornada laboral.

ESCRITORIO DE LUJO PARA UNA OFICINA CLÁSICA

Si tuviésemos que escoger un estilo de decoración ideal para la oficina este sería sin duda el colonial. Su apuesta por una estética impoluta y por materiales de la más alta calidad hace que trabajar sea mucho más llevadero.

De entre los muebles que pertenecen a una oficina colonial, un escritorio de lujo es de presencia obligatoria. Esta pieza única combina la elegancia y saber estar de materiales como la madera de caoba, teca o acacia con un impecable barnizado y unas curvas de lo más estilizadas.

La madera maciza también es una característica muy distinguida de un escritorio de lujo. Las formas insinuantes que dibujan las vetas de las maderas nobles hacen del escritorio de lujo una pieza realmente única. Hágase con unos accesorios apropiados para su escritorio de lujo fabricados en cuero o materiales nobles como el mármol.

Vía: Westwing