martes, 5 de junio de 2018

Cómo proteger su balcón de las miradas

Tener un balcón es un desahogo, sobre todo en las grandes ciudades. No obstante, cuando queremos disfrutar de este espacio, muchas veces nos sentimos incómodos. ¿Quién puede estar viéndonos? Son lugares expuestos a las miradas, sí, pero lo cierto es que hay un gran número de soluciones que puede usar para proteger su balcón de las miradas. Desde plantas y toldos hasta cerramientos de cristal. Le damos algunas ideas que pueden venirle muy bien.
Llene de plantas su balcón
Las plantas son un elemento imprescindible en su balcón. Dan vida y alegría a los exteriores, eso es innegable, pero, además, son capaces de crear un ambiente mucho más resguardado de las miradas ajenas. Llene toda su barandilla de plantas para poder refugiarse en su pequeño jardín botánico particular. Además, puede completar esta idea con un mobiliario de exterior bajo, para que al estar sentado esté por debajo de la barandilla y la sensación de privacidad aumente aún más.
Bambú y cañizo para las barandillas
El bambú o el cañizo son materiales económicos y muy funcionales. Con pocos metros podrá cubrir la totalidad de su barandilla, pudiendo así crear una atmósfera de privacidad mucho mayor. Además, es un complemento ideal para aquellos que quieren darles un toque tropical a sus exteriores. Estos materiales suelen venderse en rollos, y podrá agarrarlos a la barandilla de su balcón con simples bridas o cuerdas.

Telas y cortinas para balcones con encanto
Sí, las cortinas generalmente las vemos dentro de casa, pero en un balcón también pueden funcionar. Ahora bien, quizá sea interesante optar por cortinas con poco peso, aquellas que estén hechas con telas más ligeras que permitan pasar la luz cuando estén cerradas. Puede ser que las medidas de su balcón se salgan de las medidas estándar, pero no se preocupe, lo cierto es que hay un sinfín de casas especializadas en cortinas que podrán fabricarle unas a medida sin problema alguno.
Cerramientos que dan privacidad
Una opción bastante interesante es la de cerrar su balcón. No piense que al apostar por un cerramiento va a quitarle encanto a esta zona de su casa. Todo lo contrario. Hay cerramientos que permiten el paso de la luz sin suponer un obstáculo. Además, no necesariamente debe apostar por cerramientos fijos. Puede pedir presupuesto de cerramientos con ventanas, que le permitan abrir y cerrar a su antojo su balcón al exterior. Esta solución no sólo da privacidad, además, también hace posible que pueda disfrutar de su balcón en los días más fríos del año.
Cerramientos y estores
Los cerramientos pueden combinarse con otras ideas mencionadas anteriormente. Por ejemplo, podría colocar un gran ventanal en su balcón y colocar un estor justo en la parte central. De esta forma, al cerrarlo, estaría evitando las miradas directas, pero permitiría que la luz entrara por la parte superior e inferior.
Vallas muy campestres para exteriores
Si es amante de la madera, una opción interesante es adquirir vallas de este material y colocarlas por encima de su barandilla. La privacidad será automática, pero, además, conseguirá que el balcón adquiera un estilo bastante campestre. Opciones hay muchas, desde las maderas más rústicas hasta maderas lacadas. Si no encuentra el color que quiere, puede contratar a un pintor para que la pinte en el tono que necesita.
Toldos con diversas posiciones
Los toldos son una solución estupenda para dar privacidad a los balcones. Sus ventajas son innumerables. Para empezar, son elementos que pueden retirarse en cualquier momento dejando todo el balcón al descubierto. Además, una vez abiertos pueden contar con varias posiciones para poder protegernos de las miradas y del sol. Los hay motorizados o manuales. Puede pedir presupuesto de ambos para ver cuál le interesa más, aunque evidentemente los primeros serán un poco más caros.
Sombrillas para dar un toque divertido a su balcón
¿Por qué no? Una sombrilla puede adaptarse a su balcón sin problemas. No importa que sea pequeño, hay modelos especiales que se ajustan a su espacio. Tiene, por ejemplo, las sombrillas en media luna, que se pegan a la pared. Como en el caso de los toldos, lo bueno de este tipo de soluciones es que podemos recogerlas en cualquier momento, tanto si llueve como si queremos tomar el sol tranquilamente en nuestro balcón. 

Vía: habitissimo