lunes, 21 de mayo de 2018

Alessa Jewelry por Taller KEN

Cuando se le pidió a Taller Ken diseñar una joyería para la empresa Alessa Designs, el objetivo fue crear una “realidad interna” donde el cliente se sintiera envuelto en el espacio y así poder explorar los diferentes mundos y enfocarse en la pequeña escala de los objetos en exhibición.
Situado en un agitado centro comercial, el objetivo del diseño era contrastar el contexto comercial con una experiencia meditativa. La solución fue crear una variedad de pequeños momentos interactivos con joyas, arte, texturas y materiales. Para lograrlo, estudiaron las pequeñas capillas renacentistas- analizando el plano de la tienda, este podría ser fácilmente una iglesia.
Desde el principio, el proyecto fue influenciado por la personalidad de los clientes. Alessa fue fundada por una joven pareja de Dubái y Guatemala que se conocieron en California, por lo que se empaparon de espiritualidad y una exposición a distintos estilos del mundo.
Querían crear un ambiente que se conectara con una clientela joven. La tienda presenta una "cueva de cristal" donde los clientes entran por una estrecha abertura a una habitación de paneles de bronce reflexivos donde pueden jugar y tocar cristales y objetos espirituales.
El espacio de exhibición frontal está orientado hacia un gran tapiz de cuerdas gastadas y tubos de latón. La cortina fue creada en colaboración con un colectivo de artistas, "Creamos", una organización de mujeres que apoya a las comunidades que rodean el basurero de la ciudad de Guatemala, uno de los basureros más grandes de Centroamérica.
Reflejado en el diseño de la tienda se encuentran los colores de la marca Alessa, una paleta de rosados y morados. Estos colores contrastan con las texturas mas ásperas de materiales naturales y colores oscuros. En toda la tienda, las curvas suaves y las telas contrastan con los elementos dorados reflectantes y los tonos pastel se contrastan con las texturas orgánicas y los materiales naturales como la madera, el lino y la cuerda.
Los clientes son recibidos con una isla central de exhibición que parece nacer tanto del techo como del piso. La tienda contiene un área comercial, oficinas, baños y almacenamiento. Las joyas se muestran en muebles a medida, diseñados por los arquitectos y producidos por artesanos locales.

Para más información visiten: taller KEN