sábado, 7 de abril de 2018

Paleta elegante en tonalidades tierra y acentos en azul

Crear un fresco interior contemporáneo en este proyecto de apartamento de apenas 70 m² era todo un reto. Gracias a su diseñador Igor Glushan, la pequeña propiedad ahora hace un mejor uso del espacio disponible y presenta algunas ideas elegantes y sofisticadas dentro de la paleta neutra de los tierra y acentos en madera y azul. Se busca desde el principio el crear un interior confortable con una zonificación bien definida. El concepto abierto es la base de este diseño, y ubicar 1 dormitorio y 1 baño completo que dieran la sensación de espacio y amplitud fue un desafío. Una gran idea para ‘separar’ y crear intimidad en la zona más privada de dormitorio, se consigue a través de una pared de vidrio esmerilado.
Se ha empleado un esquema de color neutral en todas las áreas, con iluminación artificial utilizada para aumentar los niveles de luz en ciertas áreas.
La pared de vidrio define claramente las diferentes estancias pero, a la vez, mantiene una conexión a través de la iluminación. Dado que la única ventana de la habitación se encuentra en el dormitorio, la pared de vidrio probablemente también se implementó por necesidad; las alternativas habrían llevado a diseñar un salón mucho más oscuro y lúgubre. La cocina se ha diseñado con los muebles completamente integrados para que pareciera una prolongación del salón.
La forma angular de la pared en el dormitorio le permitió incorporar un pequeño escritorio de estudio y trabajo. Un espacio dedicado al trabajo, parece ser un aspecto cada vez más importante en las construcciones y renovaciones modernas, incluso si se trata simplemente de un pequeño rincón, como en este caso.

Para más información visiten: Room Room