miércoles, 11 de abril de 2018

El juego de la luz natural por Hernández Arquitectos

JARDINES DEL TURIA:
Situada en una de las zonas más privilegiadas de Valencia, la vida en el interior de esta vivienda, diseñada por Hernández Arquitectos, transcurre acompañada por unas magníficas vistas al viejo cauce del río Turia y a sus jardines. La luz natural baña las distintas estancias, vestidas con un diseño interior sobrio y sereno, en una distribución con una clara distinción entre la zona de día (social) y la de noche (privada).
La luz natural, el cristal y los espacios versátiles configuran la zona de día, formada por un amplio salón-comedor, conectado con la biblioteca, la cocina, el office y un patio central. Éste se presenta como un espacio natural y fuente de luz que se suma a la que entra por los grandes ventanales que dan al exterior, ofreciendo una sensación de amplitud.
Esta espaciosidad se ha potenciado con “la sustitución de la tabiquería original por elementos que permiten compartimentar el interior, creando estancias y pasos que pueden variar en función de las necesidades. Los vidrios y puertas correderas nos permiten modificar las circulaciones haciendo del espacio algo dinámico”, explica el estudio.
Elemento destacado de la sala de estar es la chimenea a doble cara que, además de dinamizar la estancia, permite que pueda disfrutarse de ella desde diferentes lugares de la vivienda. Entre el comedor y el living, una pequeña zona de estudio se abre al exterior junto a un gran ventanal que ejerce como mirador. Por otro lado, la conexión entre la cocina, el office y patio sigue la misma filosofía que la del resto de la zona de día, pudiendo funcionar en conjunto o de manera autónoma.
La zona de noche, distribuida a ambos lados de un pasillo, es una parte de la casa mucho más segmentada y acoge el dormitorio principal, los dormitorios infantiles y los baños. La habitación de los padres conecta con una zona destinada a vestidor que, a su vez, se abre al baño.
La iluminación natural del piso se completa con el proyecto de iluminación, diseñado por Pedro Hernández, que valiéndose de focos rectangulares y rasgaduras a techo o paredes, carentes de marcos, ha conseguido crear un interesante efecto y una optima iluminación ambiental.

Para más información visiten: Hernández Arquitectos