viernes, 5 de enero de 2018

Sobrios ambientes en gris y dorado por Studio Richard Lindvall

El diseñador de interiores Richard Lindvall recibió el encargo de transformar una vieja embajada, ubicada en Estocolmo (Suecia), en un apartamento para una familia de cinco miembros. Para su diseño, el interiorista sueco apostó por una escala de grises representada en materiales como los tableros de alta densidad Valchromat, el hormigón y el acero inoxidable mate, que se transportan a todo el apartamento. Como contrapunto a esta sobriedad, se diseñaron tres cubos de latón: la isla de la cocina, un armario y una mesa auxiliar.
La nueva vivienda dispone un amplio vestíbulo de entrada, una gran zona de día, cuatro dormitorios (dos de ellos infantiles), dos cuartos de baño, un estudio-sala de la televisión y una zona de lavandería. Curiosamente, uno de los lavabos se encuentra en el centro del piso, que tiene forma cuadrada, creando una zona de circulación a su alrededor desde la que se accede a las diferentes estancias.
La zona de día con sus 85 m² se convirtió en la pieza principal del apartamento. Este espacio diáfano reúne la sala de estar, el comedor y la cocina, y para crearlo se tiraron abajo tres de los tabiques de la antigua embajada. Amplios ventanales iluminan esta parte de la casa, donde el mobiliario de cocina, en color gris y sin tiradores, presenta un aspecto monolítico y austero, una sobriedad realzada por la isla en latón.
Siguiendo esta línea minimalista y discreta, en los suelos de los baños se ha utilizado hormigón mientras las paredes se han revestido de piedra caliza de la isla de Gotland, al sur de Suecia, compuesta principalmente por este tipo de piedra natural. Además, en uno de los cuartos de baño se creó una bañera gigante de hormigón, el mismo material utilizado para el techo, que puede acomodar a la familia al completo. El propio Richard Lindvall diseñó los largos radiadores toallero en acero inoxidable mate que cobran un suave protagonismo sobre los duros materiales y las líneas rectas de los baños.
Explica el diseñador que lo que le gusta del proyecto “es que la combinación de los colores de los materiales encaja muy bien. El acabado mate del Valchromat y el hormigón junto con el brillante latón.”

Para más información visiten: Richard Lindvall