miércoles, 24 de enero de 2018

Elegante ático con vistas a Praga por Jana Schnappel Hamrová (Objectum)

APARTAMENTO F6.1:
Grandes superficies acristaladas permiten que la bella ciudad de Praga se cuele en el interior de este ático, situado en lo alto de un edificio de apartamentos, para formar parte de la vida diaria de sus ocupantes. Los distintos espacios de la vivienda han sido diseñados por la arquitecta Jana Schnappel Hamrová, responsable del estudio Objectum, que buscó para todos ellos un estilo elegante, pero libre de excesos o una decoración recargada.
Una distribución en forma de cruz permite la división entre las diferentes zonas funcionales, que cuentan con un baño propio y un espacio al aire libre cada una de ellas. En el centro de la planta, se sitúa un núcleo central que conecta el ático con la escalera y el ascensor del resto del edificio. Es en este punto donde se encuentra el acceso al piso que, como explica la arquitecta, funciona técnicamente como una unidad independiente en la parte superior del inmueble.
Alrededor de este núcleo se articulan tres áreas bien definidas: salón-comedor-cocina-aseo, dormitorio-vestidor-baño, dormitorio-baño y dos dormitorios-baño. La principal característica del apartamento son sus magníficas vistas urbanas y la fachada completamente acristalada que permiten disfrutar de la visión de Praga sin impedimentos. Para maximizar este efecto, la sala de estar se diseñó como un gran espacio abierto, con tres de sus lados conectados con el exterior a través de amplios ventanales.
Como los grandes cristales podrían causar un sobrecalentamiento durante el verano, se diseñó un sistema de enfriamento especial, detalla el estudio: el techo fue perforado a lo largo de la fachada y el aire fresco es conducido hacia el vidrio. Esto preserva el interior de rejillas visibles o ruidosos climatizadores.
La cocina está separada del comedor por una isla de piedra mientras que el elemento más destacado de la zona del comedor es una gran mesa de madera maciza. El tamaño y el peso de la mesa, sumado a los del piano de cola, “nos obligaron a utilizar una grúa para poder entrarlos en la vivienda”, comenta la arquitecta Jana Schnappel Hamrová.
Cada una de las zonas del apartamento tiene su propio baño, que mantiene un diseño coherente con el diseño de cada uno de los espacios. Por ejemplo, el revestimiento del baño principal tiene el mismo color que la chapa del vestidor adyacente mientras que en el baño para los dos adolescentes se ha combinado mosaico azul de pequeño formato con un revestimiento de gran formato. Colores y acabados que, junto a los del resto del ático, dan lugar a suaves transiciones e, incluso, diferentes estilos que conviven en armonía frente a la capital checa.

Para más información visiten: Objectum