martes, 30 de enero de 2018

Cómo colocar los electrodomésticos en la cocina

La cocina es uno de los espacios del hogar que más quebraderos de cabeza nos trae a la hora de combinar la mejor decoración y la funcionalidad, y es que no es para nada fácil encontrar la mejor ubicación para todos los electrodomésticos que deben entrar en ella: nevera, lavavajillas, microondas, horno e incluso lavadoras y secadoras en los casos en que no existe un espacio destinado a ellos. En el siguiente artículo vamos a ayudarle en esta tarea para que puede diseñar una cocina perfecta y totalmente adaptada a sus necesidades. Siga leyendo y descubra cómo colocar los electrodomésticos en la cocina correctamente.
Establezca distintas zonas
Lo mejor que puede hacer antes de empezar con esta difícil tarea de distribuir la cocina, es establecer distintas zonas en función de la tarea que se llevará a cabo en cada una de ellas. Es decir, debe contar, sobre todo, con la zona de cocina, la de lavado de utensilios de cocina o la de lavado de ropa, por ejemplo.
Este es un aspecto fundamental para lograr que nuestra cocina sea completamente funcional y práctica.

Zona de lavado

La zona de lavado de utensilios estará compuesta por el fregadero y el lavavajillas, por lo que debe ir cerca de la toma de agua y el desagüe, así como estar cerca de los armarios superiores o inferiores donde queramos guardar la vajilla o los utensilios. Si ubicamos cerca el fregadero y el lavavajillas, nos será mucho más cómoda la tarea de lavar la vajilla y todos los utensilios de cocina.

Aunque no parece demasiado compatible, la zona de lavado de ropa estará preferentemente cerca de la anterior, pues debe ubicarse también cerca de las entradas y salidas de agua.

Zona de frío

Otra de las zonas a tener en cuenta a la hora de colocar los electrodomésticos en la cocina es la zona de frío. Está compuesta por la nevera y el congelador (en caso de haberlo), debe ubicarse cerca de las zonas de agua, así como estar cerca de una despensa para tener todas los lugares de almacenamiento de comida en un mismo espacio.

Para no perjudicar el buen funcionamiento del frigorífico y el congelado, lo mejor es que los aleje todo lo que pueda de las fuentes de calor. De esta forma, evitará la pérdida de eficiencia energética de estos electrodomésticos. Así mismo, tampoco es aconsejable que estén expuestos directamente a la luz solar.

Zona de calor

Las fuentes de calor se encontrarán en la zona de cocina, la zona de cocción de la estancia por así decirlo. Aquí colocaremos el horno bajo el hornillo o la vitrocerámica, o bien en un espacio a media altura si tenemos suficiente espacio para que sea fácil de manejar.

El microondas también estará en esta zona para facilitar la tarea de cocinar varias cosas a la vez, siempre en un lugar a una buena altura para un fácil manejo y lejos de los electrodomésticos de agua.

Las cocinas grandes suelen aprovechar para colocar una isleta central o una barra para colocar una de estas partes alejada de todas las demás, como por ejemplo la del fregadero o la de la cocina.

En cuanto a las campanas de cocina, se pueden integrar en el mueble de cocina para ahorrar espacio, o, en cambio, colocar una campana decorativa en la pared para conseguir un estilo más moderno.

Otros consejos para organizar los electrodomésticos en la cocina

Si quiere ahorrar espacio en la cocina, puede decantarse por los llamados electrodomésticos multifunción, como por ejemplo, un horno-microondas o una lavadora-secadora.

Si no dispone de un espacio específico para el lavavajillas o el horno, puede optar por poner estos electrodomésticos integrados con los demás muebles a una altura más alta.

En el caso de que su cocina sea bastante pequeña, lo mejor es que la lavadora y la secadora las ubique en otra habitación.

Para mantener ordenado y guardados los pequeños electrodomésticos, puede colocar muebles de cocina con persiana e incluso con enchufes integrados.

Vía: UNCÓMO