martes, 16 de enero de 2018

Colores claros para una vivienda luminosa por d’Estudio

PISO GS:
Los propietarios de este pequeño piso de 50 m², ubicado en el centro de la ciudad de Valencia, deseaban que su hogar les ofreciera la desconexión y la tranquilidad que necesitaban para contrarrestar su estilo de vida. Un proyecto del despacho d’Estudio, donde priman los colores claros, la descongestión del espacio y un mobiliario de líneas cálidas y funcionales, transformó los interiores del inmueble en una vivienda de estilo contemporáneo, serena y luminosa.
El piso original necesitaba una reforma completa y para conseguirlo se eliminaron algunos tabiques, creando dos zonas claramente diferenciadas: la zona de día y la de noche, unidas por un pasillo-distribuidor. En el centro de la casa, se encuentra la cocina con mobiliario de color blanco que comparte con la sala de estar el mismo ambiente diáfano. El salón también acoge una pequeña zona de estudio, junto a la salida al balcón, completamente integrada gracias al tipo de mobiliario elegido.
La isla de cocina de cuarzo y vidrio de color negro, que se prolonga para ofrecer también una barra donde comer, no sólo es el punto focal de la habitación sino que también ejerce como elemento de transición entre el living y esta zona de trabajo. Suspendidas sobre ella, las conocidas lámparas Beat del diseñador Tom Dixon sirven para enfatizar el protagonismo de esta pieza. Por otra parte, la divisoria de listones verticales de madera aporta un toque funcional y decorativo a esta estancia.
La zona más privada también se vistió de colores neutros, permitiéndose algunos toques en color negro. Situado justo a la entrada, el baño en tonos neutros se revistió con baldosas porcelánicas de la colección Uptown de Keraben en colores blanco y gris. El amplio y actual plato de ducha de la firma Acquabella estuvo precedido por una ducha poco funcional y falta de luz que incluía un escalón unido a un muro divisorio. Una obsoleta composición que provocaba una sensación de agobio y hermeticidad que no agradaba a los clientes.
Junto al cuidado y equilibrado estudio cromático, en la vivienda también se ha tenido muy en cuenta el tratamiento de la iluminación, incluso en una zona difícil como es el pasillo. De esta manera, se combina luz directa, indirecta, de señalización y de trabajo atendiendo a la función que se lleve a cabo en cada lugar.
Por otra parte y siendo la superficie limitada, para solucionar el tema del almacenaje se optó por aprovechar cada rincón vertical, dotando así de amplitud y sencillez a la casa en general, y evitando la presencia de elementos que estorbaran a la hora de moverse y desplazarse de una estancia a otra.

Para más información visiten: d`Estudio