lunes, 29 de enero de 2018

Armarios coloniales

Un armario colonial es un mueble de calidad y con un gran diseño para decorar cualquier habitación. Siguiendo la decoración en el mismo estilo que el armario, vamos a tener como resultado un lugar que desprende calma, tranquilidad y calidez.

Armario colonial para el comedor

Los armarios coloniales siguen un estilo muy definido, el estilo colonial. Este estilo, con toques exóticos, proviene de la época en que se comenzó a descubrir América, de ahí su toque salvaje y natural. Los muebles están hechos de maderas macizas, como el Caoba o el Mindi. También se emplean para la construcción de estos armarios coloniales, dos tipos de tejidos vegetales, que son con los que se crean los pequeños detalles que pueda llevar el armario colonial, y que son el Rattan y la Abacá.

En un salón, es muy importante la colocación del mobiliario, y hemos de darle al armario colonial la importancia que se merece. Tenemos que evitar colocarlos cerca de las mesas, ya que éstas pueden restarles importancia. No obstante, quedan muy elegantes al lado de una ventana o un gran ventanal, pues la madera brillará en todo su esplendor. Para el conjunto del salón… Un par de sofás voluminosos, en tonos café o pastel, una gran alfombra que cubra la zona de la mesita auxiliar, y si queremos, detalles selváticos como pequeñas palmeras y otros tipos de plantas que les van a aportar un toque muy natural.

Armario colonial para los dormitorios

El dormitorio también necesita un armario colonial, y para ello, hemos de intentar que todo el conjunto se asemeje a este estilo. Para ello son indispensables algunos parámetros:

Una cama con un cabecero colonial: son cabeceros grandes, altos y con la misma madera que los armarios.

Tejidos vegetales: las colchas, los cojines, las alfombras… Todo nos recuerda a lo natural.
Un baúl colonial: de madera, entreabierto, y del que salgan mantas. Imprescindible.
Una alfombra de colores claros: hará un bonito contraste con la oscuridad del armario colonial.

Vía: Westwing