domingo, 28 de enero de 2018

Aparadores clásicos

Los aparadores clásicos eran exhibidores donde la familia exponía sus recuerdos y tesoros más preciados. Además, tal como hoy, el aparador del comedor contenía elementos de servicio para la mesa.
En aquellos inolvidables aparadores clásicos se disponían las fuentes, destinadas a servir las mesas donde se compartían sabores caseros inolvidables.

Detalles que identifican a los aparadores clásicos

El estilo de los aparadores clásicos puede adoptar tintes vintage, retro o atemporales, y sus estructuras muestran como protagonista fundamental a la madera. Lleve a su vida todos los muebles clásicos que tanto le gustan, esos que transmiten su personalidad.
En casi todos los aparadores clásicos aparecen prácticos cajones, generalmente en su sector superior, por debajo de lo que sería la encimera, destinados a guardar de manera ordenada la cubertería y otros productos pequeños, pero de inmensa utilidad. Existen ciertos modelos de aparadores clásicos, principalmente los de fisonomía vintage, que incorporan un altillo, copete o trasera en su parte superior, que en ocasiones incorpora una balda donde situar un reloj heredado o figuras de valor. Este tipo de aparadores, en general, representan al estilo victoriano, con florituras destinadas a ofrecer belleza pura, con el espíritu de la idiosincrasia griega. Sin embargo, los aparadores clásicos que encontrará con mayor frecuencia muestran un diseño de aparador-buffet, con líneas francesas onduladas, rectas provenzales o adorables rústicas y coloniales, fabricados en madera noble, bien tratada y admirablemente durable.

Aparadores de estilo clásico con personalidad propia

Seductores y de última moda, los aparadores clásicos son piezas de gran valor y evidente belleza. Por sí solos, son capaces de dotar a un ambiente de un estilo e identidad. En estos muebles se lucen el cerezo, la caoba, el roble y el nogal, entre otros árboles fantásticos. Son ideales para amueblar salones, despachos, comedores, dormitorios y más:

Combine estos muebles con mesas auxiliares y contará con un conjunto especial para decorar una sala de estar diferente. Para este fin elija uno de los aparadores clásicos bajos, y podrá colocar la TV y otros equipos de entretenimiento frente a cómodas butacas de cine o un juego de sofá y sillones de carácter vintage.

Los aparadores clásicos pequeños, de modelo consola, son ideales como aparadores de entrada. Recuerde combinarlos con espejos, alfombras, lámparas exclusivas y otros productos decorativos de diseño.

Vía: Westwing