lunes, 15 de junio de 2015

Rocksalt en Malta: calma y elegancia en la ajetreada noche mediterránea.

Restaurante, bar, tienda de vinos, zona de relax, comida tradicional, alta cocina… Demasiados conceptos que sólo podían respirar calma bajo unos interiores cuidados que abrazaran todos estos elementos, consiguiendo que Rocksalt Bistro & Winebar, en la veraniega ciudad de Sliema, sea un espacio que destile tranquilidad y elegancia en el ambiente nocturno de la zona más turística de Malta.

El estudio maltes Daaa Haus, con la ayuda de la marca italiana de muebles de diseño Pedrali, se ha encargado del interiorismo de un local mínimo: 165 metros cuadrados. “Queríamos algo sencillo y mobiliario elegante para enfatizar la calidad del local”, ha dicho el estudio.
Los estándares no defraudan en ninguno de los elementos. El revestimiento de chapa de madera en paredes y techos, en contraposición los tonos oscuros del suelo y del mobiliario crean equilibrio en el primer acceso al local.
A continuación nos encontramos con el comedor, donde el mobiliario es el auténtico protagonista y crea todo el clima. Las mesas de la colección Stylus aportan el ingrediente más minimalista con sus esquinas redondeadas, su delgada columna central y su base cuadrada plana.
Los taburetes Volt, diseñados por Claudio Dondoli y Marco Pocci, son puro volumen y sus líneas bien definidas son resultado de tecnología puntera en el tratamiento de los materiales de plástico. Su tamaño compacto y sus formas ergonómicas proporcionan funcionalidad y confort.
Por otro lado, están los taburetes de la barra, que pertenecen a la colección Babila. Destacan por su madera de fresno, su aspecto ultraligero, con un reposapiés de aluminio.
Por último están los sillones de la línea Tivoli, que añaden el contrapunto tradicional gracias a la madera y unas líneas sencillas. A la vez, sus curvas y su amplio respaldo aportan elegancia al conjunto.
La iluminación, por su parte, juega un papel importante enfocando una luz tenue sobre cada mesa, efecto que se acentúa con la distribución longitudinal del espacio.
La cocina busca coherencia con la comida tradicional que sirve con sus lamas en madera en tonos claros que, a su vez, aportan el mayor punto de luminosidad al local. La pizarra detrás de la barra y los mosaicos del suelo del comedor crean una familiaridad que contribuye al punto tradicional sin romper con el ambiente contemporáneo del restaurante.
Para más información visiten: RocksaltDAAA HausPedrali 
Vía: diarioDESIGN