jueves, 1 de enero de 2015

Kantine por Pablo Dellatorre, Estudio Montevideo

Descripción de los arquitectos. Kantine busca homenajear desde su clima de interiorismo, el espíritu de club ingles que marcó la vida social del barrio desde 1932 su " gran vecino" el club de Rugby denominado Atletic. Sin una cita literal pero si desde lo conceptual, el alma de la "tipica" cantina de club esta presente en sus rincones interiores, así como en sus mesones comunitarios convocadores del mítico "tercer tiempo". Algunos dejes contemporáneos, como la fuerte personalidad del Green wall de su fachada y una almacén de “Delis” terminan de cerrar el concepto de esta nueva propuesta gastronomica con capacidad para 140 cubiertos.
Sobre una sola planta de 324 m2, ubicada en esquina, colindando con otro Bar/Cafetería, se emplaza todo el desarrollo gastronómico de Kantine.
El autor, se caracteriza por utilizar una premisa de diseño denominada la ley de la “R” (revolver, rescatar, reciclar, reparar, restaurar, renovar, reutilizar y responsabilizar al usuario). En Kantine se ve muy fuerte esta idea, utilizando casi en su totalidad, viejos tablones de Andamios de construcción, de pino Brasil, que los mismos creadores del proyecto cepillaron para realizar la extensa barra y las mesadas exteriores pintadas a mano.
Esta falta de industrialización, en casi todos los elementos, generan espacios únicos y exclusivos en toda la ciudad, que se ha visto muy influenciada por Pablo Dellatorre en los últimos años.
El Green Wall en forma de pórtico, se destaca sobre todo el proyecto, alimentado mecánicamente por un sistema de riego por goteo que le entrega al usuario una experiencia sensitiva diferente.
Funcionalmente, Kantine ubica 4 sectores principales: 1 sector interior más íntimo, que se divide del otro bar, con una repisa hecha a mano que alberga miles de especies y condimentos a la venta, contenido por una barra en forma de heladera/freezer antiguo.
El segundo sector de mesas está enfrentado a una extensa barra de madera que dirige a los sanitarios. En el exterior, hay un área con mesas para 4 personas rodeando toda la esquina, en un sector semi cubierto.
El 4° sector lo cubre un espacio cubierto, con grandes mesadas y bancos, para compartir en equipo, haciendo alusión a los típicos “3° tiempo” de los partidos de rugby, donde se comparten todas sus diferencias, unidas en una comida.