miércoles, 17 de septiembre de 2014

Flop, sillón-cama en un trix

La diseñadora rusa Elena Sidorova nos sorprende con Flop, un sillón que se transforma en cama muy fácilmente y en cuestión de segundos. ¡Por los diseños funcionales que ocupan el mínimo espacio! Los sillones que se convierten en cama son, sin duda, la mejor solución para improvisar un cuarto de invitados en cualquier habitación de la casa.
Flop es un sillón que se convierte en una cama individual en un trix. Está formado por una estructura de chapa de madera y tapicería de lana de oveja. Un sofá o un sillón que se convierta en cama es un mueble necesario, por no decir imprescindible, en la mayoría de los hogares, pero encontrar el adecuado no es tarea fácil. Si no quiere destrozarse la espalda, debe elegir uno que se abra cómodamente. Huya de los armatostes que su apertura sea una odisea. El sillón Flop, de Elena Sidorova, está diseñado para que pueda abrirse tantas veces como sea necesario sin que espalda o brazos se resientan.
Fácil de abrir y cómodo para sus invitados. A menos que quiera que las visitas no “ocupen” su salón más noches de las indispensables, ha de buscar un sillón-cama donde duerman a gusto, que no se levanten quejándose de cuánto les duele el cuello o a la espalda. El sillón Flop cuenta con un somier completamente recto, que está preparado para colocar sobre éste un colchón confortable. Lástima que Flop sea, de momento, un prototipo.
Para más información visiten: Campeggi 
Vía: decoratrix