jueves, 17 de julio de 2014

Cuartos de baño de estilo oriental

Una refrescante elección para decorar el cuarto de baño es la de trasladar todo el espíritu oriental o zen a este espacio de la vivienda. De este modo conseguiremos un espacio uniforme, decorado con mucha armonía y con un cierto toque feng shui tan dinámico como relajante.


Para ello podemos valernos de distintos elementos, empezando por la madera, una opción que no puede faltar en estos baños de estilo o inspiración oriental. Los muebles de madera de haya, la de color más claro, tienen un efecto visual relajante y logran el propósito de armonizar al máximo. La piedra o el mármol son otros materiales bastante afines al espíritu zen, siempre con superficies lisas y proporcionadas.

La simetría es también muy importante para esta filosofía zen, por lo que podemos colocar objetos y mobiliario de forma paralela, siguiendo un sentido del orden que se ajusta a los dictados del feng shui más básico. Además de este orden simétrico, el minimalismo es otro aspecto destacado de todo baño zen: a menor número de objetos, mejor será el resultado decorativo.

Otra idea estupenda es la de usar paneles japoneses como mampara de ducha, o bien como elemento decorativo, que indudablemente nos trasladará a un auténtico baño oriental. En el terreno cromático, las mejores gamas son el blanco, todo un clásico, y los tonos grises, crudos y beige. Para acentuar algún matiz, el rojo o el verde serán sus mejores aliados.

Tampoco hay que olvidar un sinfín de accesorios de estilo oriental para dar mayor presencia: cuencos de madera, centros de mesa con piedras o velas, figuras decorativas, esterillas de bambú o caña y algunas plantas colocadas de modo estratégico junto a la bañera o sobre el mobiliario. En este sentido, los tallos de bambú pueden ser una estupenda elección, bella y llena de armonía.